La “Normativa”.

Esta sí que es una señora de alto copete. La señora gramática es de broma al lado de esta, ¿verdad, Felipe y Toni?

Nuestra sociedad se organiza de maneras que lamentablemente, pues la vida es cambio, tienden a perpetuarse como si fueran infalibles para todos los tiempos. Como es absolutamente lógico, nuestra sociedad española esta absolutamente llena de mecanismos y “por supuestos” que nacen en nuestra historia reciente, en pocas palabras: son todavía franquistas y de una impresentable violencia estructural.

La última discusión de mi vida profesional (la última de verdad) ha sido con una compañera que me espetaba en una, yo creía que amable discusión, que ella cumplía la normativa y yo no, como si ahí terminara toda verdad. ¿Esta no es la juventud que viene, verdad?images (1)

Vamos a ver. Las normas intentan “ordenar” y “controlar” el sistema educativo. Es decir, que unos señores y señoras, en una torre, alguno de ellos no ha pisado un aula hace lustros, dicen lo que hay que hacer. Pues bueno, ni los mejores servidores públicos (que lamentablemente no es el caso), podrían hacer una norma que, al enfrentarla con la realidad, no deba ser miles de veces matizada. Montones de normas, y normitas, reglamentos, reglamentitos, y actitudes no revisadas (desde el franquismo) de cómo se lleva un cargo público (autoridad) hacen el resto. Un caos.

Entonces se recurre a la policía militar educativa: el cuerpo de inspección. ¿Hay un cuerpo de inspección del servicio que dan los políticos en sus puestos? ¿Por qué no? ¿Se mete un inspector en el quirófano de un médico a ver si escalpela con precisión? Aquí sí. Entra en el aula (último caso real) y, delante de tus confundidos alumnos, te pide la libreta de programación diaria, y la hoja de control de faltas del alumnado. Kafka. Kafka. Kafka. Los jefes supremos desconfían del trabajo de estos polis, y entonces deciden que los inspectores lo que tienen que hacer es rellenar informes “extraídos de los centros” respondiendo a las preguntas que les hagamos “nosotros” y así nos aseguramos que van al grano (lleno de pus). Esto ha burocratizado a la inspección y, de paso a todo el sistema, porque como tantas veces, el problema está en la pregunta. No hay respuesta posible porque todo esto es una imbecilidad, es decir, un mecanismo de funcionamiento absolutamente obsoleto y retrógrado, amén de violento. Algún día os contaré, porque las tengo escritas, en cuántas cosas se parecen comportamientos usuales en los centros, con actividades que sólo pasan en la vida “normal” en cuarteles o cárceles.

¡¡Cómo no hay curro para los profesores y profesoras serios!! Rellena informes que tocan la realidad tangencialmente, cuando la tocan.

Este es el principal problema de los políticos, de todos, llegan al poder y “paran la vida”. Tras ellos nada evoluciona, nada cambia. Crean un sistema educativo estable, el primero de la historia de España de larga duración, pasan a su pueblo durante tres generaciones por la escuela (y en libertad), y esperan que todo siga como antes. A los políticos llamados hoy “tradicionales” es esto lo que les ha pasado: se les ha madurado su pueblo, y no se han dado cuenta. Ya no hay en lugares públicos un cartel que diga: “Prohibido escupir”. Yo vi miles cuando niño. Los pueblos maduran.images (2)

Tratar personas no es tratar soldados. Con normativa desajustada absolutamente de la realidad y con inspectores no vas a ganarte lo que necesitas para que estas personas realicen cambios reales, que les va a costar muchos esfuerzos, en su trabajo diario. Mandándome hacer tonterías y enviándome a un poli que en lugar de ver si soy un buen profesor o no (este es otro tema), me pregunta el número que calzo … no vas a ganar la confianza que necesitas para cambiar el sistema, cosa que SOLAMENTE pueden realizar personas. (Personas-profesores, en este caso).

Hay otras formas de funcionar. El trabajo de la Administración educativa es muy trascendente. Por favor, metan ahí a los mejores profesionales y saquen a los pastorcitos de vuestros pesebres porque nos jugamos mucho, mucho.

Ha sido la normativa la responsable de que mis intentos por innovar, por poner en marcha lo que vosotros estabais promoviendo, hayan sido un auténtico calvario. Es la normativa el principal impedimento de la innovación, pero ¿no lo veis?

Otro día hablamos de los Equipos Directivos. Que merecen su capítulo. Si se te pone el Equipo o una parte en contra de tu trabajo, el calvario es doble. ¡¡Profesores, innovad!!

Y educar es innovar y ninguna otra cosa, recordemos que formamos a personas que realizan la mayor parte de lo que aprenden en un tiempo que aún no ha llegado. … normativa … para llorar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una Respuesta a La “Normativa”.


  1. Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function ereg() in /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php:64 Stack trace: #0 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php(19): the_commenter_link() #1 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(180): custom_comment(Object(WP_Comment), Array, 1) #2 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(146): Walker_Comment->start_el('', Object(WP_Comment), 1, Array) #3 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(140): Walker->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #4 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(371): Walker_Comment->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #5 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/comment-template.php(2094): Walker->paged_walk(Array, '5', 0, 0, Array) #6 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/co in /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php on line 64