Algo está cambiando en la educación en Andalucía

Hace un par de semanas estuvo por estos pagos la Consejera de Educación presentando la LEA en un acto al que invitaron, junto al Delegado Provincial, a todas las directoras y directores de los centros educativos de la provincia. Contra lo que pudiera parecer en estos tiempos de descreimiento, los directores llenaron una enorme sala, y no es la primera vez. Es verdad que, en general, los directores y directoras de los centros se toman estas cosas en serio. Sobre todo cuando una mujer como la señora Cándida Martínez ha demostrado año tras año que sabe escuchar, y que para nada teme el contacto directo con el profesorado, más bien lo contrario. Esta señora cree en lo que hace.

Yo reconozco que he caído o “picado” bien; de los muy atrevidos retos que ella ha lanzado, me he metido en: Plan de Formación de Inmigrantes e Interculturalidad, Plan de Educación para la Cultura de Paz y Noviolencia y en el Plan de Plurilingüismo. Me han parecido iniciativas con tanto sentido y tan necesarias, al tiempo que coherentes con una visión positiva del mundo y la historia humana, que las he apoyado con todas las fuerzas y en toda la extensión que éstas me han permitido.

Pero, permitidme que vuelva a los directores. El otro día, en la presentación de la LEA, me acordaba de cuando, hace 5 años, vino a presentar el Plan de Apoyo a las Familias, con la apertura de algunos centros a las 7 de la mañana, los comedores generalizados, y actividades por las tardes, que algunos directores sacaron un tono, en el SIEMPRE PRESENTE COLOQUIO cuando Cándida está en la mesa, que cortaba el ambiente a cuchillo, pero es también verdad que nadie se esperaba que también iban a subir los presupuestos de educación como lo han hecho.

Pero el otro día, casi todos los directores y directoras que intervinieron comenzaron con un milagroso: “En primer lugar quiero felicitar a la Consejera…”, y como estaba feliz de ver a la gente contenta, me perdí la razón aportada para la felicitación, pero me creo que no era por la Ley, si acaso debemos felicitarnos todos por ella, porque con la financiación adecuada, puede convertir Andalucía en vanguardia educativa, la felicitación ha sido más bien, creo yo, por devolver la ilusión de trabajar en cosas con sentido a un montón de profesionales que, por supuesto, además de dar clases, somos ciudadanos comprometidos con la educación pública.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario