La trupe educativa tiC

He estado toda mi vida comprometido con la educación, la razón es sencilla me encantaría que el mundo fuera mejor cuando muera que cuando nací. “… nuestras expectativas, esa aparentemente inofensiva y sutil forma de inmoralidad.” @Nololamento dixit. No hay expectativa de mejora alguna para el mundo, macro y micro, que no pase por la mejora de sus ciudadanos, de las personas que conforman las sociedades, los grupos, las familias, … No se construyen edificios de oro con ladrillos de plomo.

La educación es la única “arma” verdaderamente efectiva de quienes quieren un mundo mejor, es decir, a los que no nos gusta el mundo en el que vivimos. La educación, por otra parte, es a nivel individual, la única “arma” real que puede usarse en oportunidades para compensar desigualdades, es un potente instrumento de superación social, en principio la única que se garantiza a todos y todas.

Y me obsesioné con ellas siguiendo el paso de mis hijas por la educación obligatoria desde pre-escolar a bachillerato y, finalmente, por la universidad. ¡Madre mía! Como padre y docente ha sido una experiencia muy rica. Lo que no significa necesariamente falta de malos tragos, sino precisamente lo contrario.

Por echar una mano, y porque también para mí era un reto, pedí mi paso de Escuelas de Idiomas, donde tengo oposición, a Educación Secundaria, a institutos, pero no me han dejado, aunque hicieron un puente para pasar, pero de un sólo sentido. (?) Así que he estado metido en temas educativo de diferente calado y enfoque desde hace ya bastantes años.

La esperanza, con los años y los palos, no la había perdido, pero la tenía contra las cuerdas. Y en un momento crucial, desatascándome del penúltimo desengaño, me doy de bruces, distrayéndome por la Internet, con la trupe de docentes de la web 2.0. Y para primer plato el #EABE10.

En esos momentos mis percepciones con las TIC eran distintas. Por un lado estaban los profesionales tics, normalmente coordinadores o coordinadoras del tema en los centros, en general muy trabajadores y algo sobrepasados. Y sobre todo, los profes que incorporaban en la medida de sus posibilidades las tic a su práctica docente. Si los primeros son un grupo pequeño, los segundos lo eran igualmente. El nivel medio del profesorado antes de la Escuela 2.0 era, por ejemplo, de imposibilidad de que de 30 participantes de un curso, 5 escribieran un comentario en un foro. Imposible. Las cosas están cambiando rápidamente, aunque nunca es bastante.

En la web he encontrado primero un grupo muy numeroso que no esperaba, se creen pocos, pero no lo son. Segundo una trayectoria larga, fértil, de muchos años de entrega y trabajo en no pocos casos. En tercer lugar “un buen rollo” de alucinar. Y esto es revolucionario en educación. Buen humor, inteligencia crítica, y bastante honestidad.

Es difícil expresar la alegría, la esperanza brote verde, que conoceros me ha dado. Me resulta tan tentador escribir vuestros nombres o nicks, que apenas me retiene el enorme temor de que alguien sienta que lo-la he dejado fuera, y con mi cabeza …

Pero vosotros y vosotras sí sabéis que hablo de vosotros, gracias por la rapidez en brindar amistad, por vuestra capacidad autocrítica (a veces un poco cruenta), por tener las cosas tan claras, no había conocido nunca un colectivo que fuera capaz de decir algo que creo que todos-as firmáis: “Tecnología sin pedagogía, mera chatarrería” (Jordi Adell), sobre su propia materia.

“Cándida me hablaba de sus sueños de redes de profesores” me dijo Sebastián Cano la única vez que he podido hablar con él, las redes con las que soñamos todos los que estamos en esto, romper las islas de cada centro, de cada departamento, de cada máscara, colaborar, abrir las puertas, integrar a los padres y madres pues estamos en lo mismo, el trabajo colaborativo, vuestro medio natural, expresarse, comunicarse, unirse.

No esperaba contactar con el mundo futuro de la horizontalidad, de la sociedad estructurada en su base, porque además, sueño con democracias participativas. Y hasta eso aprendo con vosotros-as. Sois una esperanza porque cada vez más compañeros-as están llegando a las mismas o parecidas conclusiones. Las tiC no son un tema de conversación, como no lo son las tizas. Se usan porque ayudan un montón al aprendizaje, y no digamos a la enseñanza. Gracias.

Imagen de @pvil.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 Respuestas a La trupe educativa tiC

  1. ©Lola 7 Marzo, 2011 en 7:42 #

    Tú sí que eres bonito ;))

  2. Mar 7 Marzo, 2011 en 7:53 #

    Si hablas por el grupito del sábado y por toda la blogosfera no te cortes y sácalos a la palestra, jejjeje
    Un gran abrazo y contamos contigo para mucho.
    Tu gran ilusión, tu buen verbo y tu gran preocupación por las cosas bien hechas contagian a todo el grupo.

    • Fernando García Gutiérrez 7 Marzo, 2011 en 13:45 #

      Por supuesto, de ese grupito y de todo el grupazo de la red. Gracias por lo de las cosas bien hechas, pero lo de “buen verbo”… yo más bien diría verboso. 🙂

  3. Fernando 7 Marzo, 2011 en 8:25 #

    Amigo Fernando, nadie encuentra nada que no llevara ya dentro: la necesidad de conectar, la alegría del encuentro, la honestidad en el corazón y la palabra, la fuerza para vivir, todo estaba en ti antes del #EABE10. Junto a Juan Rafael viajé contigo a Guadix y ahora lo sé: nada cambió de la mañana a la noche excepto nosotros. Somos nosotros quienes teníamos necesidad de cambiar – y hablo de ti y de mi, no de un nosotros genérico que no existe. El Claustro en la Red nos llegó cuando más lo necesitábamos: celebrémoslo y devolvámosle multiplicado todo lo que nos ha dado en un casi un año ya de disfrute.

    F.

    • Fernando García Gutiérrez 7 Marzo, 2011 en 13:58 #

      Querido Fernando, gracias por tu comentario, por tu sinceridad. Twitter tiene mucho que ver con esto que hablamos, y nunca olvidaré que, habiendo desistido de continuar con herramienta “tan parca” me dijiste aquello que tenía que oír para, entre todas las razones posibles que vinieron después, ¿qué razón hay para estar en Twitter? y me contestaste: “Es que a los amigos nos gusta saber de ti”. Y aquí estamos, pero ahí estuvo el aleph.

      Un fuerte y admirado abrazo.

  4. Carlos Páez 27 Marzo, 2011 en 11:47 #

    Hacía mucho que no pasaba por aquí, esto de las TIC y la web 2.0 tiene también sus problemitas, estás en tantos fregaos que dejas para “después” cosas interesantes como leer y comentar a los amigos 🙂
    Aparte de eso… me apunto a todas tus reflexiones. Viva la horizontalidad y… un placer el poder conocerte y compartir 😀

Deja un comentario