Memoria de curso

Le debo esta entrada a los amigos y amigas que sabían que me reincorporaba a clase y se preguntarán ¿qué tal?

Bueno, más o menos lo esperado. En general muy bien con el alumnado, como casi siempre, no he perdido el instinto del aula, sigo sin problema mi principio: “a mí no se me escapa ningun@”. Y no se me escapa, otra cosa es que en la autoevaluación y la coevaluación decidamos que es mejor que repita alguien. Quien lo hace casi siempre está de acuerdo.

Y para mí el aula es un gozo porque además, con los años muchos, uno desarrolla un instinto esencial para “improvisar” en el camino que el aula admite en cada momento.

Me he reforzado en el método. Enfoque comunicativo radical. Mis alumnos-as quieren hablar español y a eso nos dedicamos. La gramática, qué bonita una gramática cuando es sincera, es decir, cuando sirve para aumentar la comunicación. Pero qué enredo de locos cuando la situamos en el centro de la actividad del aula. No digo que no haya que explicar ninguna gramática, sino meramente aquella que nos ayuda realmente a fomentar la comunicación y en una forma que facilita su adquisición práctica y no meramente su conocimiento teórico.

La lengua es un instrumento de comunicación, y ninguna otra cosa. Cuando se aprende lengua eso debe repercutir directamente en el aumento de la capacidad para comunicarse en distintos soportes, pero mayoritariamente y preferentemente de forma oral, pues la comunicación es oral en más del 90 por ciento de los casos. Por lo tanto, siempre ando intentando huir de los papeles y la lengua escrita que, creo, tiene un excesivo protagonismo en las aulas que no se corresponde con las necesidades reales de la vida.

Pongo un par de ejemplos de actividades que se consideraban de lengua y que a mí me dan sarampión. Una el dictado. Supuestamente para aprender a escribir sin errores (falacia donde las haya) pero a nivel persona, es decir competencial: ¿me quiere usted decir en qué situación de la vida una persona recibe un dictado para hacer algo natural o profesional? -Las secretarias. ¿Pero tiene usted en el aula sólo secretarias-os? Eso sí, al profesorado autoritario le encantan los dictados y las correcciones en bolígrafo rojo, naturalmente.

B1. 2010-11

Otro ejemplo, este en el ámbito de la expresión escrita. “Escriba una composición de 225 palabras sobre la vida en el campo y la vida en la ciudad”. De verdad que este tipo de actividad que no tiene nada que ver con los intereses y necesidades del alumnado, descontextualizados, … me descerebran. De pronto todo el mundo es escritor. Porque, además, los temas tienen mandanga. En lugar de practicar con las necesidades de expresión escrita reales que tengas en el aula. ¿Hay alguien que quiere ser periodista? Ahí tienes para expandirte. Atiende a la diversidad del aula.

He tenido cuatro cursos. Dos me han funcionado como grupo y dos no. Esto para mí es esencial porque los grupos que se cohesionan son una delicia y el ritmo de aprendizaje casi se duplica. Amén de que en esos cursos, se divierte todo el mundo, el profe el primero. Pero hago hincapié en que en dos no porque, aunque lo haya intentado, no ha funcionado. Lo que reafirma el principio pedagógico de que lo que te funciona de maravilla con un grupo, puede no funcionar de ninguna manera con otros. Así de complicada es la cosa.

Con el centro, … miro para otro lado. Ya no me dan los huesos para seguir chocando. Con los-las compas pues como siempre, con unos mejor, con otros no tanto, pero de trabajo en equipo nada. Modelo reinos de Taifas. Por no hablar del escandaloso silencio sobre Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, y sus implicaciones, más allá de lo que vaya imponiendo la normativa. Siendo como es el espacio ideal para liderar políticas lingüísticas que ayuden a renovar la pedagogía de segundas lenguas más allá de las EEOOII, y a fomentar una política lingüística integradora, abrazadora del mundo.

Afortunadamente tengo mi Claustro de la red, a través de Twitter y Facebook fundamentalmente, pero eso no quita que la realidad sea un poco áspera. Y lo de los 120 kilómetros de coche todos los días, incluyendo atasco de entrada en la ciudad, ufffff

Bueno, es lo que hay.

Con respecto a mi meta de integración de las tiC, no puedo obligar al alumnado a traer portátiles a clase, bueno lo he consultado con ellos y no es posible. Pero me he esforzado en ser un ejemplo, me parece que no he tocado tiza, y un par de días me llevé el Ipad para probar. Va de maravilla. Probamos Edmodo a principio de curso y me gustó mucho la experiencia, vamos mejorando y voy a continuar con ello. Ahora también tengo alumnado como amigos en las redes sociales, aunque se cortan. Un profe es un profe.

Solo mencionar más que funciona igualmente bien que antes tener un enfoque sociocomunicativo, es decir, habla y cultura están tan íntimamente relacionadas que no puede haber una sin otra, el problema con segundas lenguas es que ese mundo referencial es distintos según la cultura, por eso el trabajo cultural es un 50 % de mis clases.

 

Actualización. 09-07-11.

He sido un poco parco en explicarme. Me está costando mucho cerrar el curso. Lo de mirar para otra parte y ceder ante la injusticia no es mi fuerte. Tampoco he contado siquiera que abrí un Blog de Aula, del que a pesar de su muy humilde existencia, me gusta e intentaré buscar estrategias nuevas para darle aire. Hemos hecho algo, pero no lo suficiente. Y lo mantengo con la misma filosofía, trabajar con las tiC tiene dos metas esenciales que no deben elidirse: la realización de un PLE y el trabajo con la identidad digital.

Tampoco he contado que he tenido dos alumnos, chico y chica, de origen marroquí e invidentes y que ha sido otro reto. Pero con los “desajustados de la realidad imperante”, en mi caso, si hay algún problema es el contrario del normal, que les dedique demasiada atención y la mayoría se encele. Los conproblemas mi especialidad, en realidad son de los míos.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 Respuestas a Memoria de curso


  1. Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function ereg() in /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php:64 Stack trace: #0 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php(19): the_commenter_link() #1 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(180): custom_comment(Object(WP_Comment), Array, 1) #2 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(146): Walker_Comment->start_el('', Object(WP_Comment), 1, Array) #3 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php(140): Walker->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #4 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/class-wp-walker.php(371): Walker_Comment->display_element(Object(WP_Comment), Array, '5', 0, Array, '') #5 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-includes/comment-template.php(2094): Walker->paged_walk(Array, '5', 0, 0, Array) #6 /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/co in /homepages/14/d321998377/htdocs/wp-content/themes/Canvas/canvas/includes/theme-comments.php on line 64