LX Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Junto a la creación de la propia autora, la ONU, los dos hitos que más lejos han llevado un horizonte posible y deseable: amable, para una vida en común pacífica entre los habitantes de este mundo.

Ayer, el diario de mayor tirada nacional o estatal, en su edición semanal, dedicaba un amplio y bien diseñado e ilustrado artículo al evento del que voy a destacar especialmente el título: “Un mundo injusto”. Y poco nos consuela dónde estaríamos sin el trabajo en favor de los Derechos Humanos realizados. Un mundo tremendamente injusto. Sin un mínimo de justicia no puede haber paz, la injusticia genera violencia estructural y directa.

Y buscando la referencia del artículo de El País Semanal, me topo de bruces con la noticia de que “Educación presenta el ránking de colegios según la prueba de 6º de Primaria.” Y luego, como si realmente la noticia mereciera más comentarios exclarecedores, o como si la Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid esperara otra cosa, el diario aclara:

“La cabeza y la cola están en Madrid capital: el que obtiene las peores calificaciones es público y está en Carabanchel y el mejor es privado y está en San Blas.”

Supongo que, como somos todos tontos, también se puede añadir que el ranking de los peores colegios están todos en barrios difíciles de Madrid o directamente de semichavolas, y entre los buenos, hay una mayoría de centros públicos de los mejores barrios de Madrid. Le preguntan a la Consejera de Educación si esto no va a provocar pérdida de alumnos en los centros donde menos falta hace, y dice que no, que la gente coge el colegio por cosas como la proximidad del centro y otras.

¿Nos reímos o lloramos?

El Artículo 26 1 de la Declaración dice: “Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.”

Y digo yo que aquí, en nuestra nueva rica España, no se respetan muchos artículos leídos literalmente, sin interpretación parcial, como el del aceeso en plena igualdad a los estudios superiores, porque ni siquiera se cumple con la enseñanza básica.

Y la persona responsable de que ese principio se cumpla en Madrid, se dedica a sacar rankings de centros, como si hiciera falta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario