El Partido Genérico sustituye las ideologías por marcas blancas, por la crisis, supongo.

(El Roto, en El País)
Llevo 15 minutos delante de esta viñeta de El Roto, antes OPS en El Viejo Topo y Hermano Lobo, admirado de las veces que este hombre da en el clavo. O en mi clavo, claro. A mí me impresiona su lucidez y me pone los pelos de punta su sentido del humor. Es único desvelando ¿con humor? las entretelas de este gran teatro del mundo nuestro. 

La democracia de partidos, como sujeto histórico, ha finiquitado, descanse en paz. A ver las torturas que nos deparan a los ciudadanos en su desaparición. 

Los ciudadanos votan, ¿a quiénes votan? A los que dice el comité electoral de tal partido. Y ¿el comité electoral a quien obedece? al secretario general o líder del partido. Pues si uno lo maneja todo, esto es una dictablanda, absolutismo más o menos ilustrado.

Y estos señores y señoras cuando los elijen ¿qué hacen? Son el Parlamento, expresión de la voluntad popular. Ya, y ¿qué votan? Lo que diga el secretario general, hay “disciplina de voto”. Pues esto es otra vez una dictablanda, aquí manda uno. Y además nos podíamos evitar el derroche de dinero que debe ser mantener a sus señorías, porque para aplicar la disciplina de voto ponemos un ordenador pc cunero y lo hace de maravilla, 234 contra 195 pongamos por caso y ya está. Se aplica a cada propuesta y toda esta gente a su casa y con el dinero abrimos escuelas en Afganistán. Y hacemos allí Paz de verdad.

Con los medios actuales de comunicación, si la democracia importara un comino, ya habría mil formas de conocer cuando fuera necesario, la opinión de la gente, y hablo tanto de internet como de asambleas de barrio o distrito para decidir en qué se gasta en su barriada la parte que toca de los presupuestos. Es un poner.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario