Adiós Zidane, hola Zizou.

No, efectivamente no se merecía esa despedida, pero él mismo se la propició. No hace mucho que hablábamos de los errores y su papel en los procesos de aprendizaje. Pero no dijimos entonces que no hay peor error que no saber uno que se ha equivocado, no saber que es un error.

No es el caso de Zidane, mira la foto con el Presidente de Francia, esos ojos lo dicen todo; pero no se le debía haber otorgado el balón de oro o el premio al mejor jugador del mundial.

Este hombre es admirable no sólo porque es un futbolista portentoso y elegante, sino porque evidentemente también parece una bellísima persona, humilde y elegante en la vida. Un tipo muy normal y muy prudente que, como persona, se equivoca.

Los enseñantes siempre echamos de menos que los personajes públicos se impliquen con el ejemplo (la mejor teoría) en el duro afán de salvaguardar los principios y las virtudes públicas. Ésa es para mí la mejor faceta de este hombre. Es un buen ejemplo.

Quizás por eso esta increible paradoja de haber tenido este final de carrera. Es importante, entonces reconocer su error, como el mejor homenaje. Ahí se equivocó. Del marrullero que le insultó como una forma más de propiciar la victoria en un encuentro deportivo no merece la pena hablar.

Por lo demás, lo de siempre: ganó Italia, en el último minuto y de penalti.

Post-post: efectivamente, dos días después, cuando la vergüenza le permitió hablar más, pidió disculpas a los padres y a los profesores. Todavía hay gente preguntándose por qué. Es increible.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una Respuesta a Adiós Zidane, hola Zizou.

  1. margarita 13 Julio, 2006 en 10:40 #

    Pues si un hombre integro, fuerte,y rezuma amor y respeto, escuche lo que dijo y dijo que no lo sentía…fue un insulto muy grande repetido varias veces a su madre y hermana, y que sentia por el ejemplo que habia dado a los niños pero que se lo explicaria, pero que el noe r el culpable que era el provocador….
    Para reflexionar…

Deja un comentario