El propósito de la educación.

Se está desarrollando en la red un debate con este título que están moviendo ciudadanos y profesores y profesoras (otra vez menos, y no sé por qué) de a pie. Antes de saber que era una convocatoria abierta me encontré con la entrada de Fernando que publiqué, como mía propia, hace unos días. Porque me encantó. Pero voy a aportar mis reflexiones.

Como muy bien comenta José Luis Castillo en su blog, el propósito de la educación es un tema “político”. Y lamento tener que entrecomillar el término para que se sepa que hablo de política de verdad, de la defensa y gestión de los intereses ciudadanos y cívicos y no de los suyos propios aprovechando un puesto político, que es otra cosa, aunque nos suene de algo.

Si a los ciudadanos no les interesa tampoco la educación, apaga y vámonos, esto es la jungla. Pero estoy seguro de que esto no es verdad porque muchos ciudadanos son además padres y madres. Y no puede ser que a los propios padres y madres no les interese cuál es el propósito de la educación que dan y “encargan dar” a sus hijos. Los fondos que mantienen todo esto proviene de sus bolsillos. Del fruto de su trabajo.

Si tengo que responder al título en presente, ¿cuál es el propósito de la educación actual?, no tengo ni idea. Actualmente el sistema educativo no prepara ni para la universidad, ni para las empresas, ni para la vida, no digo que comparta algunas, para mí sólo vale la tercera. Pero actualmente la educación no tiene propósito. Por eso va desnortada. ¡Pero si no se produce algo que desde la lógica es esencial, que se pongan de acuerdo profesorado y padres y madres sobre “el propósito de la educación” en un centro educativo concreto! Ese diálogo, como tal, no existe, es rarísimo. ¿Cuál va a ser el discurso educativo común, cuáles los valores priorizados, cómo vamos a apoyarnos mutuamente en el objetivo común? Este diálogo tan lógico es utópico. Por ahora.

Por otra parte, aunque los enfoques sean siempre abiertos, está bien intentar un consenso también en este tema. Para mí el propósito de la educación es ayudar a las personas a que sobreviva la mejor versión de ellos y ellas mismos. Pero respetando la libertad actualmente existente, de elegir colegios privados o concertados, hemos de hablar aquí del propósito de la educación pública. El mecanismo que las sociedades se otorgan a sí mismas como el primordial medio de mejora de las personas y de la propia sociedad. Pues las sociedades no son otra cosa que personas.

Para sacar lo mejor de cada alumno-a la escuela actual no sirve. Hay que reinventarla. Empezando por el currículum, que debería centrarse en el alumnado, y no en los contenidos. No puede haber escuela efectiva si no centramos todo en el aprendizaje de cada individuo. Siguiendo por las asignaturas que fracturan el conocimiento y desestructuran la visión del mundo. Y terminando … ya porque son #500 palabras.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 Respuestas a El propósito de la educación.

  1. José L. Castillo 12 Abril, 2011 en 20:58 #

    Totalmente de acuerdo, tenemos el mismo concepto. Y eso para mí no es una sorpresa, jejeje… Y sí un honor! 🙂

    Es cierto que la sociedad tiene que comunicarles a los individuos lo que espera de ellos a través de la escuela, pero una escuela que no atienda al individuo, que no esté centrada en todas y todos, en cada una y en cada uno, no merecería la pena. Una escuela que esté en tensión entre el colectivo y la persona, y que gracias a esa tensión contribuya al equilibrio comunidad-individuo…

    Je… No es poco, no… Pero el premio es enorme para quien lo logra! 🙂

    • Fernando García Gutiérrez 13 Abril, 2011 en 19:35 #

      Me alegra un montón coincidir. Tú has sido siempre para mí un pepito grillo de mis opiniones sobre la administración y esos temas. Por eso me alegra el doble.

      El tema de hablar mal de la administración sin duda es uno de los trucos para ocultar las propias inadecuaciones. Pero a veces no. ¿Cómo no hablar de quienes toman las decisiones de las que dependen lo que nosotros hagamos en nuestro trabajo? Entiendo y comparto la “fidelidad institucional” o incluso profesional, pero si nosotros andamos intentando promover diálogo, consenso, acuerdos, redes, es decir, estos días, la administración continúa calladamente su estrategia de ir profesionalizando los Equipos directivos, u otras trascendentales decisiones que no habla, que no comunica, que simplemente impone manu militari vía interna, Zito.

      Es un paradigma militar, dar órdenes, no explicaciones.

  2. @laclasedelaura 12 Abril, 2011 en 21:23 #

    Estoy muy, pero que muy de acuerdo. Está muy en línea con lo que yo escribí en en mi Blog…
    No se atiende al individuo. Se les empaqueta en un curso por edad y con unos contenidos mínimos (que para algunos son máximos y para otros se quedan muy cortos).

    El objetivo es que entre por la puerta un grupo de niños “alta costura” (cada uno hecho a mano y diferente) y salga el mismo grupo, prêt a porter (todos iguales y a destajo).

    ¡¡Imposible que salga bien!!… despersonalizar la educación sólo crea fracaso, desmotivación y desgana. ¿Qué luego salimos adelante? Pues sí, porque tenemos mucha capacidad de reconstrucción.
    ¿Cuántas veces habrás oído decir “yo era un mal estudiante, pero en el trabajo es distinto”?… ¿por qué?… porque en la educación no sabemos sacar lo mejor de ellos desde edades tempranas y con el paso de los años es más difícil.

    Un saludo 🙂

    ¡¡Me encantó tu post!!

    • Fernando García Gutiérrez 13 Abril, 2011 en 19:39 #

      Muchas gracias. Encantado de contactar.

      Pretender hoy en día que una persona sana se pase 6 horas sentado escuchando tonterías que no le interesan un bledo, en silencio, sin hacer ruído, sin comunicarse con sus iguales, sometidos a horarios y cambios de temáticas absurdos, … vale, no sigo. Hay que repensar totalmente el aula y recrearla de nuevo. Un abrazo.

  3. Engracia 12 Abril, 2011 en 22:11 #

    Estando de acuerdo en muchas cosas, me pregunto: si tenemos más y mejores medios que nunca, menor ratio que nunca, ¿cómo es que tenemos la impresión de tener peor escuela que nunca? ¿De verdad nos falta más capacidad de autogestión que en otras épocas? ¿Es tan malo el alumnado? ¿Estamos de verdad asumiendo nuestras responsabilidades? ¿De quién depende el cambio? ¿Qué queremos, que nos lo den hecho?
    Ya sé, sólo tengo preguntas. Todavía estoy trabajando para buscar respuestas, pero mejor si las encontramos juntos. Juntos entre nosotros y juntos con otros (padres, madres, alumnado)
    Saludos.

    • Fernando García Gutiérrez 13 Abril, 2011 en 19:50 #

      Hola, Engracia, bienvenida al blog.

      Entro a tus preguntas. Hablemos.

      La impresión de tener la peor escuela es, bien mirado, un éxito. Porque normalmente sólo de las crisis salen cosas nuevas. La escuela no está peor ni mejor que antes. La Escuela, por naturaleza, es una crisis continua pues trabaja con personas preparadas en un siglo, ayudando a trazar su vida futura a gente que vivirán al siglo siguiente. Es muy complicado. Es un trabajo de filigrana. Lo importante es que ahora estamos muy descontentos con la escuela también porque nuestra cabeza va aceptando que las cosas no pueden seguir así.
      Dejo de lado por ahora el pésimo papel de la prensa, en general, en los últimos años, tratando la información educativa de forma amarillista y sensacionalista, hasta llegar (manda webs) a casi unir semánticamente los sustantivos el fracaso y la violencia al adjetivo escolar. Muy, muy fuerte. Y hasta ahora, los profesionales callados. Esto está cambiando. Y no es poco.

      Sobre lo de que todo nos lo den hecho, no sé de quién o quiénes hablas, la mayor parte de los docentes que conozco en la red son ejemplos de lo que hoy es intentar llevar al aula las hipótesis que tienes en la cabeza. Los choques con compañeros y compañeras, los directivos que vienen a decir que qué, el Zito que te dice: “no te pases”.

      No, yo no quiero que me lo den todo hecho, sino que al menos no me pongan piedras en el camino si quiero innovar. Que es lo que pasa, mayoritariamente, hoy.

      Un cordialísimo saludo.

  4. balhisay 13 Abril, 2011 en 19:02 #

    Querido Fernando, recupero entrecomillada tu frase… “el mecanismo que las sociedades se otorgan a sí mismas como el primordial medio de mejora de las personas y de la propia sociedad”. Parece tan razonable y tan deseable que sorprende que dediquemos tantos esfuerzos a otras cosas. Como bien dices, nuestro sistema educativo no prepara para nada, ni siquiera para sobrevivir en la vida…

    Al leer el comentario el comentario recuerdo cuantos alumnos míos pasaron con estrecheces su secundario y/o bachillerato [con muchos cables por parte del claustro, y no cables de wikileaks precisamente] y luego en la vida real han terminado destacando.

  5. Fernando García Gutiérrez 13 Abril, 2011 en 20:09 #

    Querido amigo David: Yo saqué 7 cates en 1º, lo aprobaba todo en septiembre, otros 7 en 2º y en 3º, de nuevo lo aprobaba todo en septiembre. Sencillamente decidí que era más operativo 9 meses de vacaciones y 3 estudiando que la viceversa. Y aquí estamos.

    La gente sana se rebela contra las estructuras violentas, de una u otra forma.

    Un abrazo.

  6. Nicolasa QM 16 Abril, 2011 en 14:55 #

    Me ha encantado tu post. Sigamos reivindicando la política como algo bueno y que nos pertenence a los ciudadanos y ciudadanas, aunque haya personajillos por ahí que se dediquen a prostituirla…

    Qué suerte tenemos que ahora podemos hacer política sin contar con ellos, difundir nuestras ideas, organizar movilizaciones, debates como #purposedES…

    Nuestra creatividad nos brinda (como especie) nuevas oportunidades continuamente, e Internet es una de las mejores, para mejorar, para pervivir… Por eso es tan importante profundizar en ella en la escuela, en casa, en todos los lugares…

    Viva el pensamiento divergente. A por ellos.

    Un besazo,

    María

    • Fernando García Gutiérrez 23 Abril, 2011 en 15:13 #

      Uy, María, qué maleducado, tener aquí tus amadas palabras sin responder … Gracias por tu aliento. En efecto los nuevos mass media lo son más que nunca, pero ahora son sociales, es un golpe al poder tradicional. Hay que empujar antes de que lo vuelva a controlar todo. Besos.

  7. eRoman 23 Abril, 2011 en 2:21 #

    Hola, Fernando. Completamente de acuerdo con que la escuela actual no sirve para nada. Pero ¿habrá servido alguna vez para algo? ¿Y la gente que se queja de la escuela actual, no será por causas que poco tienen que ver con el altruísmo y las buenas intenciones de todos los docentes que nos hemos apuntado a esto del PurposedES? Me explico: oigo a muchos padres quejarse de las escuelas pero no porque no ayuden a sus hijos a “sacar lo mejor de sí mismos” sino porque no los disciplinan, no les ponen tareas, no aprenden de memoria…

    Un abrazo desde el otro lado del Atlántico

    • Fernando García Gutiérrez 23 Abril, 2011 en 15:25 #

      Hola, amiga: Yo no quise afirmar que la escuela actual no sirve para nada. Es que no lo pienso, me parece injusto, y no es verdad. Puedo demostrarlo. Afirmé que no sirve para sacar lo mejor de cada alumn@. Y creo que no es necesario sobreargumentar. De todas formas, y como siempre, las afirmaciones generales contienen multitud de inexactitudes concretas. Hay magníficos profesores-as haciendo trabajos espectaculares. Pero ese no es todavía el nivel de “la escuela”, del sistema educativo.

      Por otra parte, que haya padres que piden más memoria y tareas de casa con disciplina, … tampoco me voy a extrañar. Ya recuerdo que le decían al infame Fernando VII por las calles de Madrid: “Vivan las cadenas”. Pero en fin … sobre ese tema lo que tengo que decir es que es necesario un discurso abierto entre padres, madres y profesorado, a todos los niveles, que los medios harían bien prestando atención a este movimiento que se plantea desde el origen ¿cuál es el proposito de la educación? Es necesario un nuevo “contrato social educativo”, llegar a acuerdos mayoritarios y navegar, algunos ratos, por mares nuevos.

      Un abrazo desde el otro lado del Atlántico, pero en el mismo barco.

Trackbacks/Pingbacks

  1. #500palabras – Fernando García Gutiérrez « Purpos/ed [ES] - 8 Septiembre, 2011

    […] http://poezia.es/blog/12/04/2011/el-proposito-de-la-educacion/ On abril 13th, 2011   /   500 palabras   /   Escribir un comentario […]

Deja un comentario