Por la democracia en el Magreb

Este blog tiene un apartado de mejora de la democracia, porque desconfío de quien hace bien lo que hace, pero le importan un pito los demás. Soy una persona que trabaja de profe y está en un mundo. La interrelación de esos tres planos es vital.

Hace menos de un año que estoy más activo en algunas redes sociales, y me ha sorprendido desagradablemente que una noticia como la del esperanzador proceso democrático abierto por el pueblo tunecino expulsando a un dictador, haya pasado desapercibido sin hastag, sin retuit, sin comentarios, cuando se jalean actos freekilones a mogollón a cualquier hora del día.

La instauración de regímenes democráticos en el Magreb es sin duda un sueño que a quien más interesa es a la Europa mediterránea por razones geopolíticas de seguridad evidentes, por mantener vivo el sueño de una Europa que lidera los procesos de libertad, de igualdad y de fraternidad de los pueblos. Que sigue creyendo en unos mínimos de justicia social, de ecuanimidad en el reparto de la tarta.

Es una oportunidad de oro de salir del actual papelito de secundones empujados por el poder económico asentado en los organismos internacionales durante los 8 años de gobierno de la extrema derecha en USA, tras el beneficio, tras los intereses de los capitales, defendiendo los derechos de los más ricos.

Por no citar oportunidades más explícitas relacionadas con la búsqueda de la Paz. ¿No hay un conflicto con el islamismo? Yo no lo creo, pero es verdad común. ¿Qué puede interesar más al mundo que el avance hacia sociedades domocráticas de países cuya religión es el Islam. ¿Cómo quitarles la palabra y el protagonismo a los islamistas radicales mejor que con un pueblo que mayoritariamente pueda expresar que esos no son medios ni fines compartidos por los creyentes de a pie.

Costa de la antigua Cartago.

Saludos admirados amigos tunecinos. Estuve en vuestra casa, en una zona turística tomada por los militares encerrado en el gueto de los ricos y me sentí avergonzado. Habéis salido a la calle, mayoritariamente jóvenes sin trabajo ni futuro, y habéis logrado echar a la gran garrapata del tirano y la famillia de su señora, la casta dominante de los intereses de un país rebajado a un negocio familiar. ¿Cuánto habrán robado a ese pueblo empobrecido?

No ha habido violencia. Dos protestas a lo bonzo, y enfrentamientos con la policía. Pero este análisis es erróneo. No ha habido violencia directa por parte del pueblo, pero ha habido durante muchos, muchos años una terrible violencia estructural, la que han soportado, hasta ayer, los tunecinos. Y ya estaba bien.

Nuestro actual estado de decepción desideologizada no debería engañarnos tanto como para que parezca que es igual democracia que dictadura. ¡¡Cuidado!! Así empezaron grandes desastres históricos. El reto del pueblo de Túnez y otros países del Magreb es alcanzar la democracia, ojalá puedan tener en cuenta los errores evidentes de las democracias occidentales y sortearlos. Y nosotros, los ciudadanos de democracias occidentales, tenemos el enorme reto de convertir democracias formales en órganos de participación ciudadana, que no es poco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 Respuestas a Por la democracia en el Magreb

  1. Ana Laura Ortega 1 Febrero, 2011 en 2:40 #

    En primer lugar conviene aclarar que una revolución es un cambio o una transformación radical y profunda en las estructuras de un sistema político o económico, no un simple cambio de gobierno como lo que está sucediendo en Túnez o Egipto, a lo que los medios, en un intencionado error conceptual, están calificando de revoluciones. Además hay que tener mucho cuidado con emplear la palabra democracia como si con éste término describieramos una acción altruísta de bondad y equilibrio y no es así.

    En los últimos tiempos la democracia se ha empleado como escudo y estandarte de las peores reestructuraciones políticas y económicas que se han conocido en el último siglo. Y detrás de cada una de ellas ha habido lo que se denomina “Revoluciones de colores” con paramilitares entrenados con el único propósito de crear caos y confusión.

    Después de éste caos la población en estado de shock se vuelve más dócil a reestructuraciones a fines a empresas trasnacionales.

    No son levantamientos dirigidos por el pueblo y para el pueblo, son dirigidos desde sus entrañas por la misma maquinaria que llevó hasta éste extremo a la población; el sistema sólo cambia de dirigente dependiendo de las necesidades o intereses en la región determinada en un momento específico.

    Tenemos que aprender un poco de historia para saber a dónde vamos.
    ¿qué pasó con el ANC de Mandela en Sudáfrica, Lech Walesa y Solidarnosé en Polonia, y la dictadura de Sukarno en Indonesia?, Nos centramos mucho en la política, pero la raíz del problema se encuentra en las reformas económicas que siguieron a esos movimientos.

    El objetivo es desestabilizar progresivamente el Oriente Medio por parte de la CIA, a la vez de canalizar la rabia y el descontento de la población, con el objetivo de hacerlo inofensivo y que no ponga en peligro el actual modelo político y económico de Túnez, muy rentable para los intereses de occidente, no olvidemos que Estados Unidos e Israel son los mayores exportadores de armas del mundo. Para conseguir sus propósitos no han dudado en sacrificar algunas pequeñas cosas (el presidente Ben Ali y algún otro alto cargo del antiguo gobierno), dando con ello una apariencia de cambio con la que tranquilizar temporalmente a la población, mientras continúa intacto la anterior estructura económica y política.

    Los medios de comunicación occidentales, incluyendo los más ultraderechistas, han mostrado, desde el principio de las revueltas en Túnez y Egipto, una actitud claramente favorable a las mismas. Estos medios no han dudado por un momento en tachar de dictadores a los que durante mucho tiempo fueron aliados de occidente, y en denunciar las políticas antipopulares de éstos, reproduciendo casi al pie de la letra todas las denuncias que, desde hace tiempo, venían realizando los medios de comunicación antiimperialistas contra estos dos aliados de occidente.

    ¿Por qué estos medios, controlados por los grandes grupos financieros occidentales, se han posicionado a favor de unas revueltas que tienen por objeto desinstalar del poder a unas marionetas al servicio de dichos grupos financieros? ¿No es esto como tirar piedras contra su propia casa?

    El apoyo de las grandes corporaciones mediáticas occidentales a las revueltas de Túnez, Egipto y otros países del norte de África y Oriente Próximo es debido sencillamente a que tales revueltas no tocan ni de lejos los intereses imperialistas de occidente en la zona, al contrario, estas revueltas únicamente tienen por objetivo instalar en el poder nuevos títeres que calmen temporalmente la rabia de la hambreada población de estos países, y dar un lavado de imagen a unos sistemas políticos totalmente al servicio del Imperio, es decir, cambiar algunas cosas para que todo siga igual. Además, este cambio permite colocar en el poder a nuevos gobernantes, con nuevas consignas para la actual coyuntura política, en este caso, el objetivo es una actitud más sumisa hacia la OTAN, el FMI y el BM (pues la de los anteriores gobiernos no era lo suficientemente sumisa para sus intereses), y más agresiva frente a Rusia, China e Irán, países a los que los anteriores gobernantes se habían acercado “peligrosamente”.

    Al no denunciar la injerencia imperialista en las revueltas (muchos de los grupos que las lideran han sido apoyados por organizaciones vinculadas a la CIA como la Freedom House), los movimientos antiimperialistas están perdiendo una gran oportunidad para cambiar el curso de los acontecimientos hacia una dirección verdaderamente revolucionaria.

  2. Fernando García Gutiérrez 1 Febrero, 2011 en 6:42 #

    Gracias Ana Laura, toda una lección de historia y política internacional. De todas formas, prefiero una democracia burguesa que una dictadura.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention Por la democracia en el Magreb | En pie de Paz -- Topsy.com - 15 Enero, 2011

    […] This post was mentioned on Twitter by Juan Bueno Jiménez, Fernando García. Fernando García said: Por la democracia en el Magreb, en el blog: http://bit.ly/hcobv0 […]

Deja un comentario