Peor que la mentira como método: sostenella y no enmendalla.

El señor (o lo que sea) Dick Cheney ha celebrado el 60 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos a su manera: ha declarado que sabía que se practicaba y se practica la tortura en Guantánamo y otras cárceles del engendro de la guerra contra el terror, sembrando el terror, y que está bien, que es la forma apropiada de proceder.

Debería ser juzgado por justificar la tortura, debería serlo por su imprescindible colaboración, o mejor promoción, de la llamada guerra de Irak, es decir, la más estúpida manera de atacar supuestamente al terror, sembrando de terror y muerte indiscirminada un país y sus muy peligrosos contornos geográficos, dando lecciones de democracia. Es inaudito el alcance de la mentira y la desinformación como sistemas.

Y si no, por favor, que actúe la Corte Penal Internacional, de oficio.

Me acuerdo bien de que Bush comenzó su reinado poniendo delante de los países “aliados” un documento de trato bilateral para que sus nacionales no pudieran ser juzgados más que en USA.

¿Hasta dónde estaba todo pensado?

Apelo al ICT o CPI (International Criminal Court o Corte Penal Internacional) porque son los únicos que han hablado de no cerrar la puerta a investigar a Bush y Blair por la guerra contra Irak. Un bochorno supino para cambiar de milenio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario