El respeto

Estábamos en una charla de la profesora Victoria Camps, en un entorno de profesores (unos trescientos), y el Jefe de Estudios de un Instituto, en el turno de preguntas, contaba el caso de un profesor de su centro educativo al que un alumno le había dicho: “Yo a usted no lo respeto si usted no me respeta a mí.” Estaba indignado, pero yo no terminaba de entender por qué o de qué. Victoria Camps sí entendió rápidamente y comentó que si bien el tono no parecía adecuado, la proposición no terminaba de ser totalmente equivocada.

Y es que los valores morales, como los de la bolsa, o se reciben, o no se puede disponer de ellos. Y lo que es más grave: o se tienen, o no se pueden dar. Sólo quien saborea el dulce sabor de ser respetado, puede contar a qué sabe.

Si hay entornos educativos donde se entiende por respeto la “obediencia a una autoridad”, pensemos que, en democracia, la autoridad debe ser siempre moral, es decir, merecida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 Respuestas a El respeto

  1. elcanica 22 Junio, 2006 en 8:06 #

    La verdad es que difiero.
    Una cosa son las muestras de respeto (entendidas formula de cortesía, que si debe ser mutua y que contrariamente a lo que se pueda pensar, si me parecen muy importantes) y otra el respeto como concepto (que depende del emisor y como lo entienda el receptor, pero no ha de ser recíproco)
    Por eso me parece que los que dicen que respetan todas las ideas y a todas las personas son unos simples con poco respeto por si mismos.
    Para yo respetar a algo o a alguien necesito, primero conocerlo, segundo comprenderlo y tercero sentir que es digno de respeto. Y por desgracia cada vez respeto menos cosas.
    Con todo respeto
    Canica

  2. Anonymous 22 Junio, 2006 en 8:39 #

    Tienes la misma cara de pillo que ahora y la boca voleá

  3. Anonymous 22 Junio, 2006 en 10:42 #

    Me lo habia parecido, pero entonces
    ¿Es él?

  4. Anonymous 25 Junio, 2006 en 9:58 #

    Pienso que el respeto hay que ganarselo pero de la mano con la valoracion y la humildad…

    Marga

  5. Fernando 26 Junio, 2006 en 12:34 #

    Hola, canica:
    Gracias por tu comentario. Creo que, por ahora, es el único de un no colega. Así que estoy encantado. Imposible replicar.

    Sí comentar que, aunque te entiendo y comparto tu punto de vista desde la óptica con la que miras, desde el punto de vista educativo (que es el de la propuesta) no hay que ser tan exigente. Prefiero, en esto sí, disentir de tu propuesta ya que si bien no todas las opiniones son respetables (una tontería es una tontería), creo que sí, que en principio y mientras no se demuestre lo contrario, toda persona es respetable.

Deja un comentario