Gramática, tienes nombre de señora.

Para Felipe.

Quería aportar algunas reflexiones junto a las que se están vertiendo en la red, en el ámbito de algunos muy buenos blogs de Lengua Española, más bien de profes de Lengua.

Antes de entrar en materia, quería comentar que yo soy profesor de Lengua castellana como lengua extranjera, ELE, la elección de trabajar en esto no la tomé yo, la tomó la vida por mí, pero una vez dentro, me entregué con la misma intensidad como si lo hubiera elegido, y con el tiempo me he alegrado también muchas veces de lo que me tocó en el reparto. Pero lo que quería decir es que he tenido enormes problemas, todos los del mundo, cuando he intentado hablar de pedagogía de lenguas con profesorado de Lengua Castellana y Literatura, es decir, de Lengua castellana como lengua materna. “Es que tus alumnos van voluntariamente”, “son mayores”, etc., son casi siempre las respuestas a mis requerimientos. Ni entro al tema.

Si vamos a hablar de doña Gramática, en primer lugar sería oportuno, pienso yo, plantearse para qué sirve lo que estamos haciendo, para qué sirve la lengua que damos, cuál es la finalidad de que emprendamos tan compleja relación con señora tan señoreada. Yo estudié lengua en la universidad, y lingüística, y allí lo que se especulaba sobre la lengua se justificaba por sí mismo. Para los eternos preguntones afortunadamente llegó la semántica, la sociolingüística y la pragmática y las preguntas de por qué y para qué, ahora tenían a veces respuesta. Pero evidentemente, no preguntarse los porqués y los para qué equivale al estancamiento.

A mí me gustaba romper reglas, me sigue gustando. Y poner en apuros a los sabios profesores demostrando la imposibilidad práctica de diferenciar muchos casos de pasiva media con “se” y oraciones impersonales con “se”. Era divertido. Y hablábamos. Y se despertaba el interés de quienes aprendíamos. Pero estamos hablando de enseñar Lengua a personas. No de gramática. Ahora no estamos hablando con los reales miembros de la Academia, ni estamos en los pupitres de las aulas universitarias, donde el absurdo era común.

Ayuda a la comunicación cornell.edu

Estoy de acuerdo en que cuando se reflexiona y habla sobre lenguas, la gramática es mucho, estuve a punto de escribir “gramática es todo”. Por que esa es otra, ¿a qué llamamos gramática cuando pretendemos enseñar lengua? Ergo ¿para qué enseñamos lengua? Es inevitable.

Ahí está el quid del 90 % de la discrepancia. No hay problema alguno con la gramática, a mí me encanta, la conozco al dedillo, me siento como pez en el agua hablando con mis colegas en términos filológicos de fenómenos lingüísticos curiosos que se producen, con frecuencia, en nuestras aulas multiculturales, intersociales, internacionales, rebosantes de ineludible diversidad (toda) y bellísimas. Pero estoy seguro que todas esas disquisiciones no les son necesarias a mis alumnos, cuando minutos después entro en el aula, absolutamente para nada.

Evidentemente yo ni nadie puede eludir la gramática ante la simple pregunta de un aspirante a hispanohablante “¿por qué estar muerto y no ser muerto?”, por ejemplo. ¿Por qué “estaba” y no “estuve”? sólo tiene respuestas gramaticales, por mucha filosofía que le metas. Está claro y lo admito abiertamente. El problema nunca ha estado ahí. El problema viene cuando centramos nuestro diseño didáctico en la gramática. Eso es una tontería, con perdón. La gramática debe ir explicada hilvanada en las actividades de uso de lengua que el alumnado esté desarrollando. Pretender como se ha hecho casi siempre que el alumnado se coma horas de teoría gramatical es, y ahora como profesor lo digo con más sapiencia, una soberana pérdida de tiempo para el alumnado, muy especialmente para el 85% de alumnos de un aula (grosso modo) que no van a estudiar Filologías.

¿Gramática en el aula de lengua? Por supuesto, claro. ¿Anatomía en el aula de medicina? Por supuesto, pero no solo. Las cuestiones a responder podrían ser: ¿Qué gramática enseñar? ¿por qué?, ¿en qué cantidad? ¿todo el tema completo, o una reflexión contextualizada? ¿un intermedio?,  y cómo explicarla, ¿venga o no a cuento? ¿en el contexto de una actividad significativa?

En breve es una opción a tomar entre la enseñanza teórica de fenómenos aislados y en la mayoría de los casos desconocidos, que han de ser aprendidos memorísticamente para soltarlo en un examen, o en forma de reflexiones y estudios sobre casos concretos que aparecen (o son aparecidos) en el aula.

¡¡Seguimos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , ,

13 Respuestas a Gramática, tienes nombre de señora.

  1. evaristo 17 Octubre, 2011 en 20:31 #

    ¡Cuántas preguntas! ¡Cuántos interrogantes!

    No dirán que los de lengua no pensamos.
    ¿?Qué sabemos de la gramatica?

    Que ha muerto. ¿O no ha muerto?
    ¿Qué se debe dedicar tiempo a ella en clase? Sí. Pero no mucho. ¿Cuánto?

    ¿Qué tenemos claro?
    Que la gramática tiene nombre de señora. (gorda y con sombrero dice @starpy)

    • Fernando García Gutiérrez 19 Octubre, 2011 en 16:49 #

      Es tiempo de preguntas, de preguntarse todo, porque según dicen la educación está en crisis y hay que cambiarla. Bueno, nos toca un episodio interesante de la historia, pero sin duda jodido. No tengo, además, certezas teóricas porque soy un ecléctico que cree en lo que me funciona en el aula y no en lo que no me funciona. Pero podría aportar un a modo de consejo: la gramática debe explicarse contextualizadamente, en el uso de la lengua. Si hay que dar una explicación, es imprescindible que exista primero la pregunta. Un cordial saludo.

  2. maru 17 Octubre, 2011 en 22:18 #

    La verdad es que la señora gorda y con sombrero no veas lo pesada que es. Últimamente me la encuentro por todo: me voy a twitter y ahí está, me meto en un blog y aparece ella con su sombrerito, me doy la vuelta y le “saco la lengua” y ¡zas! otra vez. Es como una pesadilla y creo que nos está pidiendo a gritos que de una vez por todas organicemos un encuentro de profesores de lengua, porque al final la cuestión es: ¿pamela grande o pequeña? ¿ la gramática “per se” tiene sentido o debería ser mucho más funcional y contextualizada? Estoy de acuerdo con tu reflexión,¿sirve de algo que nuestros programaciones de lengua estén vertebrados en diseccionar la gramática año tras año? ¿es funcional?¿les sirve para algo?¿nos sirve a nosotros? ¿Hay otras maneras más pragmáticas, funcionales etc.. de enseñarla? ya veo que entre tú y Felipe habéis destapado la caja de pandora y claro, ahí anda la señora de @starpy paseándose tan tranquilamente.

    • Fernando García Gutiérrez 19 Octubre, 2011 en 16:52 #

      Muchas gracias por tu comentario. Es tierno. Porque de verdad yo he estado años, bastantes soñando con que vuestra asignatura vire a enfoques comunicativos de la enseñanza de las lenguas. Es una alegría enorme que compartáis las inquietudes. No seré yo, además, quien os diga qué hay que hacer. Me conformo con compartir la inquietud. No es lo mismo aprender gramática que a usar una lengua. Es como la lista de componentes de una bicicleta y aprender a montar. Saludos.

      • http://www./ 24 Noviembre, 2016 en 20:39 #

        Good point. I hadn’t thought about it quite that way. 🙂

      • http://www./ 30 Diciembre, 2016 en 9:44 #

        Well I guess I don’t have to spend the weekend figuring this one out!

      • http://www.hackscheats.us/ 14 Febrero, 2017 en 16:57 #

        I desired to thanks for this fantastic study!! I undoubtedly taking pleasure in every single minor little bit of it I’ve you bookmarked to check out out new things you post…

  3. Lu 18 Octubre, 2011 en 17:05 #

    Es un debate abierto sobre el que debiéramos reflexionar. Ahora sí, una cosa he advertido desde que me he introducido en el mundo de la didáctica de ELE (solo por curiosidad). La enseñaza de ELE y la enseñanza de la lengua a nativos andan por caminos bien distintos, cuando deberían retroalimentarse, porque ninguna de las dos puede librarse de la visita inevitable de la señora Gramática. Lo que debiéramos saber los anfitriones es qué asiento concederle en el salón de clase.

    • Fernando García Gutiérrez 19 Octubre, 2011 en 16:59 #

      Gracias por tu comentario. Es un enorme placer que además toques directamente una expectativa que he tenido muchos años. ¿Qué parte de la lengua que deben poseer nuestros alumnos en uso se construye mejor sabiendo gramática explícita y cuál no? ¿que parte de la gramática que damos es mera terminología que no conduce a ninguna otra cosa? ¿es eso importante para todo el alumnado?

      Me parece que sería mejor enfocar la asignatura al dominio en el uso de la lengua materna que corresponde a la capacidad de apreheder el mundo y a la comunicación interior compleja. Un cordial saludo.

  4. daniyecla 18 Octubre, 2011 en 21:25 #

    Buenas cuestiones, creo que somos vari@s los que pensamos igual. Ya tenemos un punto de partida ahora busquemos SOLUCIONES. @daniyecla en twitter: hablemos.

  5. Felipe Zayas 18 Octubre, 2011 en 22:08 #

    Gracias por la dedicatoria. La conversación continúa.

Deja un comentario