Sobre formación permanente del profesorado I

He decidido poner fin a 11 años de apoyo activo a las iniciativas de la Consejería de Educación en los campos y ámbitos donde me ha sido posible porque creía que podía echar una mano. Actualmente estoy haciendo formación permanente del profesorado como último capítulo de ese intento, estoy en mi tercer año de un compromiso incial de cuatro que no voy a cumplir. Me vuelvo al aula. Y ahí quiero terminar mi carrera.
Seguramente a finales de este curso haré una memoria, si no son tres, como el año pasado (Kafka vive en la administración), pero en educación todos estamos absolutamente hartos de escribir papeles que literalmente todos sabemos que no lee nadie, ni interesan a nadie. Eso sí, los datos estadísticos que demuestran lo que se quiere demostrar sí tienen que salir. Pero esta memoria no me interesa.

Voy a aprovechar esto del blog para darle sentido al tema, esto es una memoria pública de qué he visto y también de qué me habría gustado ver en estos años, y sus porqués. Informo antes de a qué me he dedicado estos últimos años: empecé (1998) implicado hasta las trancas en el I Plan de Atención Educativa al Alumnado Inmigrante luego convertidos lógicamente en Planes de Interculturalidad porque estaba preocupado con el tema y como profesor especialista de Español como Lengua Extranjera, tenía y tengo percepciones interculturales claras, única forma de sobrevivir en esas aulas donde la diversidad más absoluta es la norma. Esta fue una iniciativa de uno de los mejores directores generales que ha pasado por educación en Andalucía desde que soy profesor: Sebastián Sánchez Fernández.

Luego, en el 2000-1, bajo la tutela de este mismo director general, me enrolé en al Plan Andaluz de Educación para la Cultura de Paz y Noviolencia. Estuve un año, no aguanté más, en la Delegación Provincial de Educación. Pero segui implicado en ambos proyectos hasta ahora. Luego vino la experimentación con el Portfolio Europeo de las Lenguas, el Plan de centros bilingües, el Marco Común Europeo de Lenguas, la dirección de mi centro como experiencia, y la formación de profesores. Y a su templo.
Buena parte de los esfuerzos realizados han estado centrados en la formación de profesorado desde el principio, si yo quería ayudar a los inmigrantes en su proceso de integración, la escuela es el medio ideal, y los profesores y profesoras los intermediarios o mediadores naturales. Hay que formalos. Y me puse a ello. He dado más vueltas que el baúl de la Piqué. Pero he aprendido un montón, y ya leí el poema de Kavafis  muy joveny sé qué significan las Ítacas.
Desde el primer momento entonces, hasta ahora, no he abandonado la formación del profesorado porque es el eslabón clave. Tienen que hacer cosas nuevas, y tienen que aprender a hacerlas, eso es matemáticas, no sociología. Y ahora uno llega a rondar los 50, 30 de profesión comprometida porque me gusta y la disfruto, y con las cosas muy claras, otra vez me dije: pues a un Centro de Formación del Profesorado que ahora que tienes tantas cosas claras, algo podrás hacer.

Bueno …. (continuará)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario