Para reír más, al parecer.

Muchos días de estas últimas semanas, desde que por fin estalló el escándalo de 12 años del Ayuntamiento de Marbella, andaba rondando a escribir sobre corrupción municipal-hormigonera, pero las náuseas me lo han impedido. Náuseas, más que nada por el enorme retraso en reaccionar que, cada día se confirma, explicita un panorama de corrupción bastante generalizada en la política municipal, la más cercana al ciudadano, la que más prestaciones debería dar.

Pero hoy sí puedo hablar porque no voy a hablar. Reproduzco un encabezado de una ¿noticia? de El País de hoy.

El arquitecto municipal de […] que informó a favor de la construcción en suelo educativo de la casa del promotor inmobiliario […], hermano del alcalde […], es a su vez el arquitecto de una promoción privada de viviendas, locales comerciales y plazas de garaje que vende la empresa inmobiliaria propiedad de este familiar directo del primer edil.”

Y no es broma.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario