La asignatura: Lengua castellana y literatura. Felipe Zayas.

Por circunstancias de la vida soy profesor de ELE (Español como Lengua Extranjera). Comencé a dar clases en 1980 en los Cursos para Extranjeros de la Universidad de Málaga. La noche antes de mi primera clase me estudiaba el manual de Gramática de Gili Gaya, único en el que había unas líneas sobre el problema del uso de ser y estar para los extranjeros.

Al día siguiente, lo recuerdo a cámara lenta, cuando tenía a más de veinte personas delante, todas mirándome, … tardé poco en preguntarme: ¿pero estas personas qué esperan de mí? Osea que tuve la suerte de tardar media hora en descubrir la pedagogía. Durante el curso, y subsecuentes, lo comprobé además porque se me llenaban las aulas con alumnado de otros niveles que huían de los profesores de la Uni que se dedicaban a explicar gramática en las clases. Yo no porque la respuesta a la pregunta esa que menciono no fue “que les explique gramática” sino “que les ayude a usar la lengua española lo mejor posible”.

Enseñando pues la lengua castellana con fines comunicativos, centrado en que el alumnado trabaje la lengua para usarla, no para “saberla”, y con el paso de los años, me di cuenta de que mis alumnos de otros países llegaban a tener un dominio de uso en el último curso (5º) superior al de un alumno español de COU.  Lo puedo demostrar. Cuando, además, pasé por la experiencia de mis hijas aprendiendo lo reconfirmé.  Y es que, otrosí, estoy felizmente casado con una profesora de esta asignatura, es decir, como L1 o lengua materna, y la cosa ha dado juego durante largos años de comentarios.

Hace muchos años que veo claramente que “si los alumnos españoles de lengua hicieran algunos de los ejercicios que hacemos en L2 aprenderían más la lengua”. Es decir, si el profesorado de L1 tuviera la amabilidad de echar un ojo a la más reciente, y a la no tan reciente, bibliografía sobre lingüística aplicada se darían cuenta que los estudios estructurales fueron abandonados tras Chomsky, y que después llegaron, la semántica, la sociolingüística, la psicolingüística, la pragmática y la lingüística del texto, y con ellos la entrada en el “habla” que tanto aterraba a los estructuralistas.

Nuestro alumnado necesita el uso de su lengua materna para conocerse a sí mismos, la lengua conforma el pensamiento y la interconexión neuronal en el cerebro, para interactuar con el mundo, para abrirse puertas en la sociedad, para crecer como personas, … y para eso no necesitan saber que las subordinadas adverbiales pueden llevar subjuntivo, si no estar a la altura como personas del nivel de lengua que es consustancial a los distintos entornos sociales, sobre todo los de su propio interés.

Durante los años que he pasado en la formación de profesorado este tema ha sido para mí obsesivo. El dominio de su propia lengua materna a los máximos niveles posibles no puede ser una asignatura más como sociales, o matemáticas, porque con la lengua uno construye su propia vida y todas las demás asignaturas. Al primer curso que preparé, para mi meta de ayudar al profesorado de Lengua a virar a enfoques comunicativos y de uso de la lengua, invité a un profesor de Valencia que, investigando y buscando con lupa, había encontrado y que tenía enfoques muy muy cercanos a los que yo andaba buscando: Felipe Zayas.

Contacté con él por e-mail y me dijo que las fechas y horas que le señalaba eran de horario lectivo para él y que no dejaba a sus alumnos para hacer cursos. Su respuesta me gustó tanto que, a pesar del chafe, lo seguí admirando, o lo admiré más. Admiración y respeto que han aumentado exponencialmente al poder tener la oportunidad de sentirlo ahora como amigo, sobre todo gracias a Twitter y la red. Sin duda para mí es otra de esas personas imprescindibles que he encontrado en Internet.

Actualmente trabaja en la Universidad de Valencia y colabora muy activamente en Leer.es del Ministerio de Educación, que junto a su blog, son de las mejores páginas de Lengua castellana de la red por su adecuado enfoque pedagógico. Cito aquí otros muy buenos como el de Lourdes Domenech, el de Antonio Solano, el de Blogge@ndo, o el de Silvia González, afortunadísmiamente la cosa va creciendo.

Conocer a Felipe, además, ha sido muy liberador porque los profes de L1 no me han dejado nunca opinar sobre sus clases ya que yo soy de L2, y aquí hay clases ¿sabes? Esto es como lo de las brujas en Galicia, haylas. “Es que tus alumnos están motivados, son adultos, y no es igual”. Ya. Balones fuera. Así que esta vez no hay excusa. Felipe es un profe de instituto de toda la vida de castellano como lengua materna, y piensa igua. Así que descargué en él la responsabilidad (“que lo haga Felipe”) y me escapé de ella pues me ha dado muuu malos ratos.

Aunque la cosa va creciendo, lentamente, me refiero al cambio metodológico imprescindible, ineludible, de las clases de Lengua Castellana y Literatura, precisamente el último post del blog de Felipe se titula: El giro copernicano en la enseñanza de la lengua y en el que vierte sensaciones que he tenido tan vívidas que me ha conmovido.

Felipe recoge en 7 puntos ese giro:

  • El centro del sistema planetario no puede ser el análisis de la lengua, sino su uso.
  • No los textos que sólo existen en la escuela, sino los textos propios de los diversos ámbitos sociales.
  • No la descripción de los enunciados, sino su manipulación (añadir, quitar, mover, sustituir…).
  • No etiquetar formas lingüísticas, sino jugar con ellas y observar los efectos que producen los cambios.
  • No hacer que los alumnos repitan conocimientos gramaticales dogmáticamente expuestos en los libros de texto (en Twitter, #librosdetesto), sino guiarlos en la investigación e inferencia de regularidades.
  • No las formas, sino los significados (para los que las formas son necesarias).
  • No las técnicas descontextualizadas, sino las estrategias.

Como dice Felipe: “tan de sentido común, que produce sonrojo.”

Gracias por tu trabajo y tu compromiso. ¡¡Seguimos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

24 Respuestas a La asignatura: Lengua castellana y literatura. Felipe Zayas.

  1. Felipe Zayas 22 Enero, 2011 en 9:57 #

    Gracias por tus cariñosas palabras y por la valoración de mi trabajo. Una puntualización importante: sólo soy un colaborador del equipo de Leer.es, que dirige Pilar Pérez Esteve. Un abrazo.

  2. Concha Moreno 22 Enero, 2011 en 10:04 #

    Estoy totalmente de acuerdo con tus percepciones. Precisamente a raíz de leer el post de Felipe escribí una reflexión en el mío. Llevo siglos diciendo que las estrategias que usamos en ELE / EL2 serían aplicables a la lengua 1. En fin, que sí que hay muchas cosas por hacer.
    Un abrazo

    • Fernando García Gutiérrez 26 Enero, 2011 en 16:58 #

      Querida profe, aunque esto no lo habíamos comentado, en esto somos vidas paralelas, es inevitable cuando tienes determinado enfoque sobre la lengua, ir más allá. Y pues hay mucho por hacer, ¡¡sigamos!!

  3. Fernando García Gutiérrez 22 Enero, 2011 en 10:05 #

    Muchas gracias por la aclaración, mis felicitaciones y disculpas a la Directora: PIlar Pérez Esteve.

    Y un abrazo fuerte por pasarte por aquí. Recuerda que eres un pionero, es decir, un rostro pálido con dos flechas en la espalda. ;-))

    • Felipe Zayas 22 Enero, 2011 en 15:01 #

      ¿Sólo dos flechas?

      • Fernando García Gutiérrez 22 Enero, 2011 en 15:56 #

        Bueno, algunas más, pero es que esto de la innoveison es así. Te las dan por los dos lados. Pero por lo menos, antes de la jubilación te va llegando el reconocimiento de colegas, cada vez más, por medio de las redes, sobre todo, y te sientes menos solo. Eso espero.

      • Dorie 2 Enero, 2017 en 23:56 #

        Oui, Carolette, il y a des gens qui voudraient ne lire que des livres réactualisés et politiquement corrects, pour ne pas être heurtés et surtout éviter de rÃlfPéchir.©ar exemple, pour revenir à Monfreid, y aurait un maximum de boulot, parce qu’il cumulait un peu, le bougre !

      • http://www.globalsuccessprofit.com/ 3 Enero, 2017 en 15:54 #

        So that’s the case? Quite a revelation that is.

      • http://www./ 19 Enero, 2017 en 6:52 #

        Hahahaha. I’m not too bright today. Great post!

  4. Aitor Lázpita 22 Enero, 2011 en 11:16 #

    Debo confesar, querido Fernando, ahora que nadie me oye, que yo he construido más de una programación de Lengua para la ESO basándome en programaciones de Español Lengua Extranjera. Yo también empecé en esto de la docencia enseñando español a extranjeros (a couple of years in the UK). Después de pasar por un máster de ELE decidí presentarme a oposiciones para Secundaria. Enseguida me di cuenta de que el uso de la lengua debería de ser, como dice el maestro @fzayas , el lugar alrededor del cual girar. Cuando enseñé la programación que tenía preparada para opositar a algún amigo profesor me dijeron que ni se me ocurriera presentar eso. Proponía la metodología comunicativa, habitual en la enseñanza de L2 y eso iba -me dijeron- a herir sensibilidades. Yo, tirando del Marco Común, documento apoyado por nuestras autoridades educativas, me mantuve en mis trece. Aprobé y ahora me dedico a enseñar a usar nuestra lengua, para construir nuestro pensamiento, para expresar nuestras emociones.

    • Fernando García Gutiérrez 22 Enero, 2011 en 13:32 #

      Querido Aitor, así que colegas, jejeje. Colegas totales. Eres un ejemplo a imitar. Un fuerte abrazo y gracias por pasar por aquí.

    • Felipe Zayas 22 Enero, 2011 en 15:05 #

      Antes y amis alumnos del CAP y ahora a los del Máster de Secundaria también les aconsejo una posición ecléctica y a medio camino entre la tradición y la vanguardia, Y, sobre todo, que no me citen a mí. Tú has sido un valiente. Menos mal que te fue bien.

      • Aitor Lázpita 22 Enero, 2011 en 18:30 #

        Bueno, también hice alguna concesión ;-)) ,también fui ecléctico y traté de contentar a tirios y a troyanos (nunca se sabe quién puede estar juzgándote) Pero no me avine a eliminar algunas propuestas que, me decían, iban a molestar.

  5. Antonio 22 Enero, 2011 en 14:27 #

    Mi primera referencia en el blog a las interesantes propuestas de los profesores de ELE se remonta a junio de 2006. Soy seguidor de la lista Formespa de RedIris, en la que aprendo mucho y de la que extraigo suculentas ideas. Sigo en twitter y en sus blogs a un buen puñado de profes de ELE, que reivindican siempre el enfoque comunicativo en la enseñanza de las lenguas, algo que los docentes L1 solemos olvidar por las presiones de los currículos. En fin, que te agradezco que menciones a mis colegas y que seas uno más en esta red de experiencias interesantes.
    Un saludo.

    • Fernando García Gutiérrez 26 Enero, 2011 en 17:03 #

      Querido Toni, las cosas como son, primero es un honor que vengas por aquí, y si encima estamos de acuerdo en que la revolución, aunque por hacer, va por el mismo camino, no es poco. Ya imaginaba que tenía que haber profes de L1 como tú, pero hasta que te encontré en la red, ni uno, ni una.

      Por cierto, perdona el lapsus de no haberte puesto en el lugar que te mereces, entre los mejores blogs de Lengua castallana, ya he editado el texto y subsanado mi torpeza.

      Que tú me des la bienvenida al “espacio de los profes de L1” me da mucha alegría.

      Un abrazo.

  6. Fernando J. López 22 Enero, 2011 en 18:34 #

    Soy profesor de Lengua y Literatura en Bachillerato y no puedo estar más de acuerdo con vuestro artículo. El currículo -y la metodología- actual forman alumnos capaces de etiquetar -sin mucho éxito- categorías morfosintácticas, pero incapaces de reflexionar sobre el uso de su propio idioma. Personalmente, no entiendo cómo se sigue abordando el estudio de la lingüístico como si siguiésemos en los tiempos de Saussure, olvidando todo cuanto se ha innovado después.
    Gracias por compartir vuestra crítica -constructiva y necesaria- con la que me identifico plenamente. Es más, en mi blog (www.esodelaeso.blogspot.com) podéis ver algún post con reflexiones muy similares (como el texto “Anquilosados”) y este 4 de febrero publico con Espasa una novela, “La edad de la ira” (http://www.facebook.com/pages/La-edad-de-la-ira/169569449742634#!/pages/La-edad-de-la-ira/169569449742634) donde se pueden leer fragmentos como el siguiente, cuyo contenido -como veréis- va muy en la línea de pensamiento de este (estupendo) blog. Os incluyo en favoritos ahora mismo. Y os dejo esas líneas de mi novela como colofón a esta larga opinión (perdón por haberme extendido: es lo que me sucede cuando me identifico con lo que leo):

    “—¿Os gusta la literatura? —les pregunté en mi segundo día de clase.
    —¿Literatura? —Y todos ellos esborazon una mueca de asco incontrolable—. No, claro que no nos gusta nada.
    —¿No os gusta leer? —me alarmé.
    —Leer sí, claro —me respondió Julia, una de las repetidoras del grupo—. Pero la literatura, para nada.
    Algo falla cuando Julia está convencida de que los libros y la literatura son dos cosas distintas. Algo no funciona cuando todo 1º E esperaba, al verme ese primer día de clase, que les dictase una lista de lecturas obligatorias anodinas que nada tendrían que ver con sus expectativas. Algo va mal cuando, tras discutir sobre un fragmento de En la carretera, un par de ellos se acercan a mi mesa para decirme que es la primera vez que leen y comentan textos así en clase de Lengua, quejándose de que llevan años analizando oraciones, diferenciando (sin mucho éxito) determinantes de pronombres y memorizando como papagayos listados de obras y de autores. Por eso, al principio, no creo que adaptarse a mí les resultase muy sencillo. Están tan acostumbrados a lo convencional que les cuesta mucho tomar la palabra, actuar, adoptar otra conducta menos pasiva ante métodos que les son extraños.”

    • Fernando García Gutiérrez 22 Enero, 2011 en 20:48 #

      Gracias por tu comentario y tus aportaciones. He visto tus propuestas y es verdad que tienen mucha relación con lo que se trastea en este blog. Ya te sigo en Twitter. Estamos en contacto. Un cordial saludo.

  7. Antonio 22 Enero, 2011 en 20:37 #

    Escribí un comentario hace unas horas, pero debe haberse perdido. Sólo quería darte la razón en cuanto a que hay una desconexión entre las metodologías empleadas por los docentes de ELE y los de L1, algo inexplicable si tenemos en cuenta que en uno y en otro caso se insiste en enfoques comunicativos. Desde el año 2006 (en junio publiqué mi primera referencia a las estrategias usadas en ELE) he intentado aprovechar lo que aprendo en foros como FORMESPA o en blogs de docentes como tú. En esas estamos. Un saludo.

    • Fernando García Gutiérrez 26 Enero, 2011 en 17:04 #

      Afortunadamente recuperé el primero. Es el AKismet, el antispam, que algunas veces se pasa de listo. No solía hacerlo. Disculpas de nuevo.

  8. Nacho Gallardo 28 Enero, 2011 en 17:56 #

    Gracias, Fernando, por esta entrada, porque complementa felizmente la de Felipe Zayas, que ya me había dejado en estado de shock. Confieso que he sido durante mucho tiempo un profesor de Lengua y Literatura tradicional (con mis “rarezas”, es verdad, pero nunca acababa de romper con todo lo que no me gustaba). Mi postura actual, sin embargo, también ha tenido mucho que ver con el mundo de la ELE. Ha sido enfrentándome a la enseñanza de español con fines comunicativos cuando he llegado a entender lo absurdo de lo que nos pide el currículo que hagamos con la lengua materna, el grado de bipolaridad que hay que tener para enseñar lo que te piden que enseñes: el Poema del Cid con la factura de la luz, los vulgarismos con las subordinadas consecutivas correlativas. Y de paso que comprendan mejor todo tipo de textos y se expresen con adecuación en múltiples contextos. Por eso el post de Felipe me ha supuesto una afirmación muy valiente y el tuyo me ha reafirmado en cuál debe ser el camino: usar la lengua como lo que es, nuestro más preciado medio de comunicación, explorando sus distintos caminos a medida que nos vayan surgiendo y lo necesitemos, no planificar de antemano un viaje que no atienda a las necesidades de nuestros alumnos.

  9. Fernando García Gutiérrez 28 Enero, 2011 en 20:05 #

    Nacho, gracias por tu comentario, muy sinceras. Si uno se expone a escribir estas cosas es porque cree que a alguien le pueden ayudar a cambiar hacia mejor. Y si es tu caso, me hace feliz. Lo que afirmas es tal cual. Un abrazo.

  10. MARIA CAMILA 22 Febrero, 2012 en 20:30 #

    la literatura es muy buena para adulto y niños

  11. Virginia Ramírez 5 Octubre, 2014 en 1:45 #

    Me ha gustado mucho los textos que he leído. Le doy las gracias por ayudarme a ser mejor.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention La asignatura: Lengua castellana y literatura. Felipe Zayas. | En pie de Paz -- Topsy.com - 22 Enero, 2011

    […] This post was mentioned on Twitter by Miguel Ángel García, Fernando García. Fernando García said: La asignatura: Lengua castellana y literatura. Felipe Zayas. http://bit.ly/gGBpYA @fzayas […]

Deja un comentario