¿Paz y violencia?

Cuando, hace un par de días, intervino en Libia creo que en primer lugar el ejército francés, siguiendo, esta vez sí, un mandato de la ONU para proteger al pueblo libio, vi en la red, no recuerdo si era un tuit o algo más denso, a alguien que decía de choteo: “A ver si ahora el PP monta un “guerra no” en Madrid.” O algo así. Me reí de la ocurrencia.

Al pasar las horas,  y ahora los días, veo que el discurso “guerra no” continúa, si bien minoritariamente, en algunas redes sociales. Helicopter over Baghdad

Me parece un dislate comparar esta intervención armada con la guerra de Iraq 2, porque hubo una guerra de Iraq 1: “La madre de todas las batallas” dijo entonces Saddam. Curiosamente la guerra de Iraq 1 se parece más a la intervención (posible guerra) en Libia en lo esencial, es decir, ambas intervenciones armadas fueron al amparo de una resolución real de intervención de la ONU. Si mal no recuerdo, fue precisamente la negativa de la ONU a dar su visto bueno a una intervención del muñidor principal de la guerra de Iraq 2, el hijo del de la de Iraq 1 (parece que en USA las guerras con Iraq son una cuestión generacional), lo que comenzó a hacer perder los papeles (algo frecuente en Bush Jr.) y a darle vueltas a la madeja de las mentiras hasta que no lo creyó nadie. Salvo su amiguito Ansar de Texas. ¿Cómo olvidar la visita del hermano pequeño de Bush Jr., senador que mucho tuviera que ver en un famoso recuento de votos que le diera la presidencia a su hermano, de Miami, guiñándonos un ojo a los españoles (de la República española, por cierto, dijo) con el dinero que nos iba a llover por intervenir con su hermanito en Iraq. Qué sinvergüenzas.

El “no a la guerra” como movimiento social nació en ese contexto, y me parece incomparable con el caso de Libia.

Paz no es inacción ni tranquilidad. Paz es sobre todas las cosas JUSTICIA. O, de otra forma, tenemos la paz de los cementerios. La simple falta de violencia no es Paz. En Libia había una aparente paz, como en Egipto, en Túnez, … pero gracias a las investigaciones sobre la Paz, sabemos hoy que existen muchas formas de violencia, y que la violencia estructural es tan violenta como la directa, al menos. Y esos países tenía ese régimen de vida, el mismo nuestro bajo el franquismo, de desesperante violencia estructural. En Libia hay un pueblo completamente harto de pasar miseria porque un sanguinario dictador (bienvenido en la hipócrita occidente) tiene una familiarquía instalada en el país y las inmensas riquezas del gas y el petróleo no van en ninguna medida a la mejora de la vida del pueblo, sino a sus cuentas corrientes y para soportar una vergonzosa vida de lujo y depravación. Sólo hay que verle la cara de sanguinario con sexenios.

El caso de Libia está, en cuanto al tema del uso de la violencia se refiere, mucho más cerca de una de las viejas paradojas de los noviolentos.  ” … Y si atacan a tu hija delante tuya …” Honestamente, yo no sé dónde está el límite de la violencia justificada, si atacan a mi hija delante mía y no quiero usar la violencia, tampoco me voy a parar a mirar si en tirón que pegue del agresor le voy a partir algo o no. Sí sé seguro que tengo que pararlo. UN Revolver

Si un líder sanguinario, architerrorista, se niega a marcharse del poder cuando su propio pueblo se lo pide a gritos en las calles, y responde bombardeando a su pueblo, hay que pararlo. En el nivel inter-nacional sólo admitiría la intervención armada para parar los ataques del poder contra su propio pueblo. ¿Quién debe hacerlo? Evidentemente la comunidad internacional. Quizás deberíamos discutir con mayores vistas de futuro el poder real y el que debería tener un gobierno internacional tipo ONU, pero mejorado, para poner un poco de orden en el ámbito internacional, comenzando a compensar las riquezas para terminar con la guerra más cruenta del mundo y la historia, el hambre. Estoy convencido de que es lo que queremos los pueblos del mundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Respuestas a ¿Paz y violencia?

  1. Juan Torres López 27 Marzo, 2011 en 7:21 #

    Comprendo tu razonamiento pero ¿no deberíamos estar en contra de la guerra de modo absoluto? Aunque incluso nos veamos envueltos legítimamente en ella. Puede ser legal, puede ser legítima pero ¿no es la guerra siempre una negación de la paz?
    Mi opinión sobre la guerra de Libia, que conoces, se basa en tres juicios:
    a) Toda guerra es indeseable porque llegar a ella significa que se ha impuesto sobre el discurso y la práctica de la paz.
    b) Me resulta inasumible que quienes han construido y soportado a Gadafi sean ahora los que se erijan en nombre de la libertad.
    c) Habría habido otros modos, pacíficos, de hacer frente a la ignominia de Gadafi (además, por cierto, sin tener que asumir el apoyo a otros igual peores).
    Un abrazo

    • Fernando García Gutiérrez 27 Marzo, 2011 en 18:30 #

      Querido amigo Juan: En primer lugar muchas gracias por tu presencia por estos pagos manque sea para discrepar. Y con peso. Como sabes soy amante de la luz y no de la lámpara en que brilla.

      Mientras haya una situación de injusticia de las proporciones que actualmente hay en el mundo, hay que intervenir en los casos de graves y violentos quebrantos de los derechos humanos en casos de poblaciones enteras. Nunca estuve satisfecho con la “no intervención” de las democracias europeas cuando el militarote fascista comenzó la guerra de España. Sigo pensando que se equivocaron.

      Para mí estar inequívocamente por la paz no significa que no acepte esa exepción defensiva y justa.

      Sobre Libia, el tiempo fue inexistente pues Mr. Gadafi se soltó a bombardear a quienes protestaban, y donde perdió le poder, a bombardear con aviones a las poblaciones, su pueblo.

      b) Es una cuestión que no comparto. ¿Pueden los que lo “hacen todo mal” tener un acierto aunque fuera de carambola? No, no odio a Zapatero. El odio, las pasiones y la política no son buenos compañeros. Claro que son todos unos hipócritas, nada que no sepamos, ahora creo que casi todos y todas.

      Medidas contra Gadafi creo que se han puesto en marcha de forma inmediata, pero nada es tan rápido como un avión soltando bombas. En principio se autorizó, creo el espacio de exclusión aéreo que impedía atacar por aire a sus poblaciones.

      En fin, sigo discrepando amablemente.
      Un abrazo

Deja un comentario