¿Una Asociación Profesional Docente?


Llevo mucho tiempo dándole vueltas a esto, no sabía donde decirlo, escribirlo … consultarlo. Pensé en el blog, pero preferí intentar seguir dándole sentido a esta página, y también porque ya he leído críticas despectivas lo que me estiumula mucho a seguir.
Es un “fracaso de la inteligencia” (Marinas) tener que explicar que esta página es una mediobroma, porque además está explicado en la cabecera. La idea es hija de algunos comentarios cruzados en Twitter con José Luis Castillo sobre un artículo en El País en el que se proponía (no recuerdo al autor) la “disrupción constructiva”. Se trata sólo de provocar razonablemente para ver si hay alguna respuesta y se mueve un poquito el gallinero. Y ya está.

Pero … … y si … … soñar es gratis?

Tal como están las cosas en Educación, y quiero recordar una reciente charla de Frato Tonucci para resumir. Decía Tonucci: “Tenemos la mejor escuela que hemos tenido nunca. Por fin hemos cumplido el sueño de escolarizar a todos los niños y las niñas. Pero nuestra Escuela no le gusta a nadie, no le gusta a los padres, ni a los maestros, ni a los alumnos, ni a la sociedad.”

Qué enorme tristeza. ¿Cómo hemos llegado a esto?

Y la pregunta más importante ¿cómo hemos consentido los profesor@s que se denigrara la educación pública de esta manera? La desestructuración profesional es total y hay quien está sacando tajada. ¿Los sindicatos? Lamentablemente amigos, ya no representan a una parte importante del profesorado, porque, entre otras cosas, ¿los intereses de quién defienden? Los del profesorado que se rasca las narices con los problemas del centro (es una forma posible de nominarlos, pero tengo otras), o la de la gente que se deja “la piel en el pellejo” (Gomaespuma dixit) por hacer lo que la propia Consejería propone, pero que no lo pueden hacer en su centro porque sus propios compañeros cuando no la propia Inspección educativa les cortas las alas.
La situación, sobre todo en no pocos institutos, es puro paripé e intereses pervertidos. Como me dirijo mayoritariamente a docentes me doy el placer de evitarme mayores descripciones.
¿Por qué no levantar una Asociación Profesional Docente, apartidista, profesional, con un concepto abierto de una escuela abierta, actualizada metodológicamente, donde las tics ya no es tema de conversación, como no lo es el bolígrafo?
¿Una asociación estructural y escrupulosamente democrática y garantista en este tema, horizontal, hiperconectada y en-red-ada, unida por tanto, que, y ahora perdón que deje de contenerme, poner pie en pared y decir claramente: NO, NO y NO. No es verdad que nadie sepa qué hacer en la escuela para subir los resultados y más cosas. Somos los profesionales del aula y sí sabemos. Lo hemos probado y nos funciona de maravilla?
Una asociación profesional docente que adquiera una autoridad merecida, es decir, moral, de gente comprometida que da ejemplo de lo que predica.

¿Es posible?

Esta es la introducción para un debate abierto en la página del Grupo: Eduardo Punset para Ministro de Educación en Facebook, si todavía no te has salido, puedes dejar tu opinión que me interesa mucho. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 Respuestas a ¿Una Asociación Profesional Docente?

  1. Juanmi 27 Junio, 2010 en 16:37 #

    Hay mucho de verdad en tu post amigo Fernando. Sobre todo apoyo totalmente el párrafo en el que comentas que "la desestructuración profesional es total y hay quien está sacando tajada.
    Los sindicatos, ciertamente, siguen anclados en la reividicación de los derechos del trabajador, sobre todo los derechos al apalancamiento, enemigo acérrimo de la innovación. El derecho a quien más puntos tiene más derechos y más privilegios… mientras esto sea así mal vamos compañero y eso lo veo bien difícil de cambiar.
    Yo conozco dos casos recientes de colegas docentes. Una es una persona que tiene "cargo" en la adminstración, como jefe de servicio. Su Directora general le ha acusado de ser demasiado creativa en su labor y aunque no puedo dar muchos detalles para no perjudicar a mi amiga, te diré que en su puesto la creatividad debería ser no sólo obligatoria sino reconocida e incentivada.
    El otro es una docente de Primaria que "se deja la piel en el pellejo" trabajando e innovando en su aula, proponiendo actividades colaborativas con el alumnado, animando al profesorado a participar de estas iniciativas y aún teniendo al alumnado y a los padres encantados de la vida y a la mayoría del claustro poco a poco también, la dirección del centro le ha dicho que no sea tan innovadora… Ja, ja, jaaaa!
    De la inspección mejor ni hablar porque es una casta especial, son mayoritariamente, otra estirpe de elegidos y elegidas, que lo que no quieren son problemas. ¡Cuántos casos podría contarte de compañeros y compañeras que han sido "abandonados" a su suerte porque su decisión requería "mojarse" por el docente, tomar partido por su buen hacer, por su compromiso con la educación de verdad… Uffff! me pone los pelos de punta sólo de recordarlos.
    Con estos mimbres, amigo Fernando, imáginate los cestos que podemos hacer.
    De todos modos siendo posibilitas y positivos, posible es. Hace falta una fuerte dosis de entusiasmo, compromiso, tiempo y un equipo que lidere, dinamice, motive… gran trabajo, gran reto tu iniciativa de una asociación profesional docente horizontal, democrática… es necesaria y posible pero bien difícil. Te lo digo por experiencia porque presido una asociación de ese corte aunque centrada en las TIC y la educación. Pero si estás dispuesto a liderarla, seguro que poco a poco se irá conformando. Yo te aportaré algún granito de arena porque creo que otra educación es posible.
    Saludos y ánimo con la iniciativa.

  2. Fernando García Gutiérrez 28 Junio, 2010 en 12:36 #

    Estimado amigo Juanmi: (http://clarion.mudejarico.es/)

    Gracias, y muchas, por tu comentario. Sin él …

    En primer lugar, ni yo tengo fuerzas para liderar tal proceso, ni creo que tal proceso pueda tener un liderazgo unipersonal porque la empresa es de considerables proporciones, eso lo sé, y por supuesto sería atacada, y duro, por los poderes existentes. Lo que supone un desgaste extra y gratuito para el que yo ya no tengo fuerzas.

    Me limito a pensar en posibles acciones que podrían ayudar a la Educación.

    Creo que el peor problema ahora es la absoluta indefinición real, no papeloica, en una confusión de valores y fines, increible. Hay un derrape de sentido monumental. En tal panorama, la gente peor toma la palabra y levanta la voz. Etc.

    Los políticos miran para otra parte el dato de que desde hace 3 ó 4 años, con tanto que les gustan las encuestas, quedan los últimos en la lista de Instituciones Desprestigiadas, papel que curiosamente ostentaba, durante muchos años, la iglesia, otros que tal bailan.

    Lo que pongan en marcha ahora se lo van a destrozar en los centros. ¿Inteligencia estratégica para solventar el escollo? "Escollo ¿qué escollo? Son funcionarios…"

    Si no obtienen la complicidad del profesorado no van a poner nada en marcha. ¿Quién es el interlocutor supusto ahora ante la Administración? Los sindicatos.

    ¿Quién representa al profesorado implicado que labora por poner en marcha lo que dice la Consejería, acribillados de problemas que les ponen quienes deberían ayudarlos?

    Lo traje al Blog el tema porque muchos amigos de Twitter ya no usan Facebook. Lo entiendo. Pero como quería tener feed-back, a ver qué piensa la gente, lo traje también al blog.

    En FB hay tres comentarios que no entran al fondo. Aquí el tuyo que sí que entra. Y nada más.

    Es una buena y clara respuesta. La verdad es que en el fondo casi me alegro, porque aunque no tenía intención de liderar nada, sino sólo de apoyar, sería tonto no darme cuenta que esta otra opción, quiero pensar algo así: "todavía no es el momento", y uffff, en realidad qué descanso. Menudo lío.

    Cuando la cosa madure, yo estaré jubilado y pienso hacerlo. Tengo ya en la cabeza qué roullot me voy a comprar. Si sobrevivo. ;)))

    Gracias por tu comentario. Un abrazo.

Deja un comentario