Construir la Paz: “Decíamos ayer …”

… que la Paz no es sólo cuestión de ausencia de guerras. Los hombres somos lo suficientemente sofisticados como para utilizar cualquier otro bien o artilugio si se trata de predominar sobre el otro: alimentos, energía, dinero, poder.

Porque evidentemente no propugnamos la paz de los cementerios, sino la de la justicia. Ésta es la palabra clave. Agradecemos a Galtung sus brillantes aportaciones sobre la Paz positiva y la paz negativa (ausencia de guerras), así como el desvelamiento general de sus estudios sobre la violencia estructural: hambrunas, persecuciones, asesinatos masivos, modelos sociales darwinistas, toda opresión, toda tortura, todo atropello, con violencia directa o sin ella, son violencia.

La violencia siempre engendra más violencia.

Hay mucha Paz que construir en todo entorno social. Hay mucho que trabajar todavía para erradicar la violencia directa: las guerras. Pero difícilmente se alcanzarán metas sin la presión ciudadana, sin una mayor exigencia democrática, mientras el ciudadano no tenga opción alguna de promover iniciativas que los poderes tengan necesariamente que escuchar y atender. Sí, también hablamos de “otra” democracia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una Respuesta a Construir la Paz: “Decíamos ayer …”

  1. Javier González 9 Agosto, 2006 en 20:45 #

    Me gusta el enfoque de prestar más atencón a la paz que a la guerra, porque aquello a lo que dedicamos más atención es lo que aumenta y se hace realidad. Por esa razón siempre me pareció absurdo decir no a la guerra, lo que debemos procamar es si a la paz. Aunque parezca un matiz de poca importancia es muy distinto ser anti algo que pro algo. Ser anti es intentar destruir cosas o ideas, cuando nuestra mision como humanos es crear y generar cosas dignas y conceptos nuevos y valiosos.

    El problema que tiene la paz es que no vende bien en los medios de comunicación que se han autoproclamado los encargados de modular nuestros pensamientos, o al menos de los que se dejan manipular que por ahora son legión.

    La paz sólo produce muertes naturales y generalmente poco violentas. Convertir eso en noticia para los telediários o la primera página debe ser dificilísimo, por eso los medios se empeñan en mantener, alimentar y centrarse en los enfrentamientos de cualquier tipo para poder hablar de ganadores y perdedores y especialmente de muertos.

    Estoy convencido de que la paz debemos construirla o sembrarla en la mente de los hombres y me refiero exactamete a la mente de los varones, que somos los que con nuestra obsesión sistemática por la confrontación llevamos esa dinámica a todo lo que tocamos, sea deporte, política, relaciones laborales, sociales y económicas.

    La mujer y su tendencia a la cooperación y no el enfrentamiento, cuando les permitamos ejercer a pleno rendimiento, es decir participando al 50% en todos los asuntos del planeta, será el agente de cambio que acercará la dinámica de la paz.

    Nadie es totalmente inocente o libre de responsabilidad por el retraso en alcanzar la paz. Para que todo siga como está, lo que necesitamos es un buen número de personas buenas y pacíficas que no hacen nada, que no dicen nada.

    Si alguien quiere ser agente activo de la paz, que empience a mirar a las mujeres con otros ojos y a descubrir que su realidad como creadoras y modeladoras de vida y su potencial como pacificadoras no tiene nada que ver con las supersticiones y prejuicios que la historia ha acumulado sobre ellas y que precisamene si no aparecen en la historia es porque la han escrito los hombres.

    Javier González

Deja un comentario