Vale. No hablamos de política, hablemos del tráfico.

A la Carretera Nacional 340, la que recorre la afamada Costa del Sol, habría que componerles varios poemas épicos. Aguantando impertérrita desde los años 60 cuando el descubrimiento del turismo.

O yo no tengo idea de lo que pasa, o el turismo es la principal industria o producción de riqueza de nuestra región, ojalá no fuera así, pero lo es. Eso significa que la mayor fuente de riqueza andaluza pasa por esta carretera.

Se ha construido, como todos sabemos, con una racionalidad encomiable, algunos hoteles por la zona, y se ha edificado un poquito. Para dar albergue a lo que llaman, y se les llena la boca: conurbación. Como no saben ni de qué hablan, que vengan que yo se lo explico. Pero en efecto, los giros de población alcanzan las seis cifras entre estaciones, y al final nos juntamos en picos unos dos millones de persona que nos movemos todos y todas por la 340, junto al tráfico pesado de mantenimiento de esta monstruosa infraestructura del sol.

La 340 tiene uno de los más impecables historiales de puntos negros y siniestralidad de la historia. El costo en vidas y chapa debe ser monstruoso. Nunca se atajó con una infraestructura paralela y nueva. Se ha ido parcheando un total de 50 años, ¡c-i-n-c-u-e-n-t-a  a-ñ-o-s!

Jamás las autoridades estuvieron por delante de los problemas. Como es su obligación. Esperar a que me pisen y decir ¡ay! ya lo hace mi perro. Reaccionar a los problemas es lo último a esperar de un político, o programador de obras públicas, o responsable de la vida social y ciudadana. Hay que prevenir. En fin, y ahora se cambió la entrada de Torremolinos, y ahora la variante de Benalmádena, y luego el atasco en Fuengirola, y luego … …

Pero evidentemente el récord de la muestra palpable e irrebocable de la incompetencia está en la entrada a la ciudad. Guadalmar ha pasado de ser un barrio dormitorio de la ciudad de casitas situado peligrosísimamente en terrenos de desmboque masivo del río Guadalhorce, a ser el nombre de un atasco perpetuo desde hace 15 años. Un problema irresoluble.

¿Cuántas macroobras se han acometido ya para evitar los atascos de entrada a Málaga, por la zona de acceso al mayor aeropuerto de Andalucía, con el mismo resultado de a la semana de terminar las obras demostrar por la vía de los hechos, su más absoluta ineficacia?

Pero no. No se te ocurra pensar que eso lo ha debido planificar alguien, y aprobar con medidas de garantía por alguien, porque ya estamos en la política.

Y mucho menos se te ocurra pensar, por muchos maletines que veas volar, que cada obra de esas …

La carretera tiene dos carriles. Eso supone que hay gente en el carril izquierdo que pretende ir rápido. Pero como los accesos y salidas son continuos, continuos, de facto el carril derecho no lo usa nadie, salvo para entrar o salir, y los jubilados que aquí son legión, con sus coches o lo que sea, a 20 por hora. Por supuesto los camiones y furgonetas de reparto se consideran velocísimos. Al final se produce el hecho digno de estudio sociológico, de que todo el mundo va por el carril izquierdo a 60 y el carril derecho desocupado. Con que llegue alguien con prisa … se forma un lío. La carretera es peligrosísima. Por lo menos deberían hacer carriles de aceleración y desaceleración en cada salida y clausurar aquellas donde no se puedan construir. No sé, algo.

En años de gobierno del glorioso Ansar de Texas, se acometió por fin “la definitiva alternativa a la mortal 340”, nada menos que una autopista, pero de peaje. Desconozco las condiciones de la subcontratación, pero o las condiciones son draconianas, o los costasoleños somos estúpidos irremisiblemente, o algo pasa: el peaje de la autopista es uno de los más altos de Europa por kilómetro. De Fuengirola a Calahonda, 14 kilómetros, casi 4 euros. Y cuidado, porque cambian los precios de un día para otro en temporada alta, como los hoteles, te pueden cobrar casi el doble en Semana Santa y todo el verano. Resultado de esta inteligentísima política comercial y admirable obra social: nadie va por la autopista. El 99 por ciento del tráfico pesado va por la 340. Los descuentos para usar la pista todos los días y otras ofertas son ridículas.

Perdón, me he liado un poco, yo sólo quería contaros mi ida y vuelta diarias al trabajo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario