4 Responses

  1. alberto 15 febrero, 2013 at 1:00 | | Reply

    Joder, Fernando, qué gusto leerte. Es que siempre lo bordas y mi cabreo ante todo lo que está pasando se calma un poco. Por lo menos a mí me vale, de momento, aunque creo que en realidad deberíamos estar haciendo algo más contundente. Pero hacemos lo que podemos, cada uno con sus armas. Lo entiendo. Lo de castigar a los malos es el peor ataque contra los trabajadores que esta gente ha permitido sin rechistar. Estamos asistiendo al hundimiento del medio-estado del bienestar que teníamos y el aniquilamiento de derechos conseguidos en la lucha histórica contra el capital con la connivencia del socialismo atrincherado en Andalucía para que, Virgencita, déjame como estoy. En fin, algún día saldremos de verdad a hacer lo que hay que hacer.

  2. kalambre 20 marzo, 2013 at 1:12 | | Reply

    «¿Para qué quieres poder en un aula? Imbécil. Ama.»

    … y el parrafo que sigue es oro puro. Voy a compartirlo en mi facebook para que los que lo entienden y lo ven se sientan bien, y los que no sigan sin entenderlo o no lo quieran reconocer.. que sigan con miedo.. lo malo es q nos afecta a los demas.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.