Mejorar la democracia.

A pesar de mis deseos de no entrar en la política partidista, a la que he perdido el respeto por culpa de quienes la practican, a veces es difícil sustraerse a la necesidad de comentar qué posibilidades hay para mejorar la democracia. Al fin y al cabo, es uno de los apartados de mi blog.

Yo comencé a militar en grupos políticos del antifranquismo con 16 años, en el Instituto, al día siguiente de la voladura del General Carrero. Luego, en una decisión no ideológica pero sí práctica me pasé al PCE, donde permanecí, luché, trabajé y arriesgué la vida a ratos por traer a España una democracia, por acabar con la dictadura fascista, paternalista, machista, militarista, clasista, retrógrada, … del General Franco.

Fueron unos años de intensa vida política en la Universidad, por periodos la lucha política solapaba por completo los estudios. Los chicos que cantaban en la tuna sacaban mejores notas, pero no sé si tenían tanto éxito en otro campo del que se jactan, como en la izquierda. Eso sí, en la izquierda se ligaba bastante.

Mafalda es un personaje de Quino.

 

Cuando llegó la democracia dejé de militar, no sin antes haber llevado a cabo una entrega pública de carnets del partido, con el partido ilegal todavía, o el famoso 28 de febrero que estaba yo, precisamente, en el Puente de la Aurora de Málaga, luchando por la Autonomía. A 300 metros mataron a Manuel Caparrós. La política entonces era una muy otra cosa.

Con los años, he comentado a algún antiguo camarada: “Nuestra lucha, con el tiempo, se ha tornado religiosa, si acaso. Porque nosotros luchábamos por la libertad, por la democracia, por la justicia social, … y de eso hoy ¿qué político habla?  ¿y siente?

Llegó la época y los deseos de hacer el nido, vinieron dos preciosas hijas, y me puse a lo que tenía que hacer en ese momento y olvidé la política. Ahora, con los años, está claro, como les digo a mis alumnos, que la transición política española se hizo como se pudo. Ni es perfecta, ni mucho menos, ni modélica, por no ser no fue ni pacífica porque el número de muertos de ese periodo fue bastante elevado, de ETA y de lo que no era ETA. Que en los últimos años del régimen el número de estudiantes que se suicidaron en el interior de comisarías de policía en España fue notorio. Por ejemplo.

¿Qué se puede hacer?

Exigir a los partidos políticos que atiendan al desapego enorme ciudadano que actualmente ignoran, pese a que las encuestas públicas les dicen una y otra vez lo que piensa el pueblo. Han convertido la democracia en un engranaje sin participación alguna y ajena por completo a la voluntad de los ciudadanos. Se han cargado la democracia. Los medios técnicos actuales permiten conocer hasta al minuto casi, la voluntad de los ciudadanos si se quiere. ¿A qué estamos jugando?  La constitución da el poder a las más altas jerarquías del Estado en nombre de la Voluntad Popular. Antes eso era una entelequia, hoy es posible.

Vota, dame el poder, para hacer yo lo que quiera con él.

Exigir la eliminación de las campañas electorales, pozo sin fondo de fondos para intentar vendernos lo que posiblemente no van a cumplir, con nuestro dinero. Es de alucinar.

Exigir la libertad de voto en conciencia para los y las diputados nacionales. ¡Libertad para los pobres diputados!

Poner en marcha la idea de los presupuestos participativos a todos los niveles. Ilusionar a la ciudadanía con “sus” proyectos de mejora de sus barrios y  ciudades.

Multiplicar por mil los cauces de participación ciudadana, las actitudes de escuchar a la gente, de respetar a las personas.

Terminar con la profesionalización de la política. 8 años, dos periodos, para todo el mundo y fuera de los cargos públicos. Todo el mundo, porque sin duda este es el camino que termina en el nepotismo y la corrupción.

Y si sigo poniendo cosas la entrada no la termino. Pero una cosa más sí es importante: sería mejor para todos, todas y todes, que vayamos ideando formas de funcionamiento democrático fuera de la política partidista. Ha pasado a la historia. Prometo otra entrada para explicar un modelo no partidista.

El partidismo pertenece a etapas más violentas del ser humano. En su momento fueron imprescindibles, han sido cauce del servicio público y del compromiso social ciudadano durante siglos, pero aunque la Iglesia católica se empeñe en demostrar lo contrario, todo tiene su fin. Finalmente la vida termina pasando cual sunami (oportunista metáfora) por las estructuras tan dificultosamente levantadas. Siempre ha sido así. Imperios más poderosos cayeron como arcilla.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , ,

10 Respuestas a Mejorar la democracia.

  1. yuliana 21 Febrero, 2013 en 2:20 #

    a mi me gusto much y gracias a ello saque un 5

    • Fernando García Gutiérrez 22 Febrero, 2013 en 9:08 #

      Me alegra que te gustara, pero el profesor fue un poco rácano con ese 5.

    • Anonimo 19 Febrero, 2016 en 8:51 #

      jajajajajajajajajajaja ekisdeeeeee yo saqueeee un 10 sobre 10 jajajajaja payasa

    • pedrosolorzanoBautista 27 Noviembre, 2016 en 17:33 #

      muy buenas las ideas porque hoy la politica se bolbio la manera de llenar las arcas en unos pocos con las clases mas pobres y necesitadas

  2. Ma. Elena Masis 18 Abril, 2013 en 21:33 #

    Donde puedo encontrar la nueva entrada del Blog con su art. de politica no partidista?

  3. Fernando García Gutiérrez 8 Mayo, 2013 en 18:57 #

    Ma. Elena, no lo he escrito todavía, estoy de un vago …

  4. Myleni avila oliveros 7 Septiembre, 2013 en 22:18 #

    esta lindo para mitarea esta fantastico

  5. Myleni avila oliveros 7 Septiembre, 2013 en 22:18 #

    adios

  6. Heider 16 Marzo, 2014 en 17:04 #

    me pareció un relato muy bueno, ya que la democracia de hoy en día se ha convertido en una lucha por lograr obtener una victoria y así gobernar el país, y de hacer de las suyas un gobierno que solo se beneficien ellos y el pueblo que se joda.

  7. Gloria Hioyos 1 Mayo, 2016 en 0:39 #

    La democracia me parce muy acertada pero no debemos por el animo de dar mucha participacion generar falsas democracia que permiten manipular la voluntad del pueblo y obtener los rsultados que se quieren
    es condición necesaria para una verdadera democracia el conocimiento y la libertad para actuar .

Deja un comentario